Nutrición, Salud Corporativa

Actividad física y control del peso

¿Qué es actividad física?- 

Actividad física es cualquier movimiento del cuerpo que consume energía es decir que “quema calorías”. Andar, subir escaleras, bailar…son algunos ejemplos.

Realizar actividad física significa pues tener una vida activa lo que va a tener muchos beneficios sobre nuestra salud:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Disminuye el riesgo de osteoporosis y enfermedades musculares
  • Disminuye el estrés
  • Ayuda a controlar el peso
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes y ayuda a su control si se padece
  • Reduce la hipertensión
  • ….

[/fancy_list]

Serían suficientes unos 30 minutos al día, en un adulto, para disfrutar de todos estos beneficios.

Control del peso 

El sobrepeso y la obesidad siguen aumentando de forma significativa lo que ha hecho que la Organización Mundial de la Salud reconozca a esta última como una gran epidemia de carácter público y global

No hay duda que nuestro peso depende de una parte genética (que nos puede “proteger” de que aumente o nos puede condicionar el que lo haga más facilidad) y una combinación entre lo que comemos y la actividad física que hacemos.

Existen multitud de estudios científicos que avalan la importancia de la actividad física para prevenir el aumento de peso, disminuirlo cuando hay sobrepeso y ayudar a no ganarlo cuando se ha perdido.

¿Cuánta actividad física hay que hacer para tener efectos beneficiosos?

No está bien definido cuál es la cantidad óptima de actividad física necesaria pero si lo está que dependerá en gran medida de nuestra condición física y de nuestro entrenamiento.

Las recomendaciones enfocadas al tratamiento del sobrepeso sugieren que para conseguir estabilizarlo serían necesarios unos 45-60 min de actividad física moderada al día y de 60-90 para ayudar a perderlo cuando hay sobrepeso u obesidad.

Hábitos saludables

Lo dicho anteriormente es importante, pero lo es más el que entendamos que la actividad física debe ser un hábito de nuestra vida. No tiene sentido empezar a hacer actividad física en el mes de mayo por la “operación bikini”, realizarlo todos los días durante 1 o 2 meses y no hacerlo más durante el resto del año.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Una alimentación saludable, una actividad física regular y de acuerdo a nuestra condición física y entrenamiento así como una buena gestión emocional, son los pilares de un estilo de vida saludable que sin duda va a enlentecer nuestro envejecimiento y va a disminuir el riesgo de padecer un sinfín de enfermedades.

[/squeeze_list]

Antiaging, Nutrición, Salud Corporativa

Cómo combatir el cansancio

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Muchas veces, nos sentimos cansados, con apatía…Podremos “cargar las pilas” (siempre que hayamos descartado cualquier patología que pudiera justificar estos síntomas, como la anemia, tensión baja…) consumiendo algunos alimentos como:

[/squeeze_list]

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Las comidas ricas en carbohidratos proporcionan más energía que las ricas en proteínas. Un buen plato de pasta, arroz…será un buen “chute para nuestro organismo.
  • Alimentos ricos en grasas “buenas” como los frutos secos, son energizantes por excelencia. Un “puñado” de nueces, almendras…nos aportaran calorías de muy buen calidad
  • Hay que aumentar el consumo de fibra tomando fruta, verdura y cereales integrales.
  • El hierro y el zinc son importantes, por lo que conviene no descuidar las lentejas, espinacas, hígado, frutos secos y pescado.
  • Frente al azúcar refinado, conviene apostar por los azúcares de absorción lenta.
  • Cuidado con la cafeína. Puede proporcionar un aumento de la energía a corto plazo, pero luego se ve seguido de un bajón.
  • La vitamina C es excelente para proporcionar energía. Se encuentra en los cítricos, las fresas, los pimientos y los kivis.
  • Los alimentos ricos en vitamina B12, como son la carne, el pescado, los huevos y la levadura de cerveza contribuyen a combatir el cansancio.
  • El alcohol produce somnolencia, por lo que es mejor evitarlo, incluso en pequeñas cantidades.
  • El chocolate con un 70-80% de cacao, aporta energía y sube el ánimo.
  • Mantener el ritmo de las 5 comidas/día para evitar que al pasar muchas horas entre una y otra, la glucosa baje y nos produzca cansancio.
  • El cansancio, la falta de reflejos…pueden ser debidos a una deshidratación, por lo que es , muy importante, beber agua a lo largo del día sin esperar, incluso, a tener sed.

[/fancy_list]

Un día tipo podría ser: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Desayuno: Café con leche o cereales integrales  o una tostada de pan integral con jamón o queso fresco o una fruta.
  • Media mañana: Yogur con frutos secos
  • Comida: Lentejas con verduras o hígado de ternera.
  • Media tarde: Fruta con una infusión y trocito de chocolate
  • Cena: Pescado con verduras a la plancha (pimiento, tomate….).

[/fancy_list]

Las cantidades dependerán del metabolismo y de la actividad física de cada persona.

Además de la alimentación, deberemos tener en cuenta otras cosas cómo: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Dormir 7-8 horas diariamente e intentar, que el sueño, sea de buena calidad
  • Hacer ejercicio de forma regular y, si es posible, al aire libre.
  • Encontrar en ratito para nosotros, haciendo cosas que , aunque pequeñas, nos gratifiquen.

[/fancy_list]

Antiaging, Medicina estética, Nutrición, Salud Corporativa

Consejos para el verano

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Después de muchos meses de trabajo, madrugones…llegan las vacaciones. Un periodo donde se debe romper la rutina lo que, sin duda, es muy aconsejable tanto desde el punto de vista físico como psicológico pero donde deberíamos intentar, no tener “los efectos secundarios” que ello conlleva.

[/squeeze_list]

Algunos consejos para cuidarte en verano [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Protección, protección y protección solar!!!. Es importantísima. Cada vez es mayor el índice de lesiones premalignas y malignas y esto, sin duda, está condicionado, entre otras cosas, por el sol.

Incluso la Organización Mundial de la Salud hace referencia a esto

  • Hidratarse “por dentro” es decir, beber muchos líquidos, unos 2l/día, lo que no significa que se beban 2 l de bebidas con cola, cerveza o similar. Lo ideal sería, por lo menos 1-1,5l agua/día.
  • Hidratar la piel “por fuera” dándonos, varias veces al día, crema para evitar que por la sequedad, el sol…se formen arrugas.
  • Si vamos a países con riesgo de salmonella, hepatitis…tener mucho cuidado con el agua. Pelar, siempre la fruta, consumir agua embotellada, incluso para lavarnos los dientes, no poner cubitos de hielo en la bebida (ya que se hacen con agua del grifo)…
  • Cuidar la alimentación: aunque, obviamente, en verano se alteran los horarios y el ritmo de vida, sería importante mantener las 5 comidas, cuidando que estas sean ricas en frutas, verduras, carnes y pescados poco elaborados, legumbres (se pueden hacer en ensaladas)…en fin nuestra famosa Dieta Mediterránea.
  • Intentar “ahorrar” calorías para evitar coger peso durante el verano, por ejemplo:

. Sustituir una cerveza por una clara con gaseosa

. Sustituir una copa de vino por un tinto de verano (siempre con gaseosa)

. Si tomamos algún refresco que sea light

.  Quitar la grasa a los alimentos: la piel al pollo, el “gordo” al jamón”…estaremos ahorrando muchas calorías de muy “mala calidad”.

.  Hacer helados “caseros”. Comprando unos simples moldes podremos hacerlos de café, té, bebida de cola light, batido de frutas..serán muy agradables de tomar y nos aportaran muy pocas o incluso ninguna caloría

  • “Aprovechar” cualquier situación para hacer ejercicio: nadar, andar, montar en bici, jugar al pádel….pueden ser solo algunos de las muchas actividades que podemos hacer durante las vacaciones.

[/fancy_list]

Es importante recordar que, el ejercicio,  tiene que ser adecuado a nuestras condiciones físicas y entrenamiento y que , como el ejercicio es “acumulativo”, podemos ir haciéndolo, aunque en pequeña cantidad, a lo largo del día, lo que será muy gratificante y saludable a la vez.

¡Felices vacaciones!