Nutrición

Refrescos

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Los refrescos son bebidas que se toman para saciar la sed y refrescar.  Están preparadas con agua natural o con gas, edulcorada con azucares naturales (fructosa, sacarosa…), contienen colorantes,  conservantes…y  se suelen tomar fríos. Después de leer esta definición podríamos decir que sería más correcto llamarlas bebidas azucaradas ya que son agua  con azúcar y poco más.

[/squeeze_list]

[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • En las bebidas light, se sustituye el azúcar por edulcorantes artificiales (sacarina, ciclamato, aspartamo…) con lo que se puede reducir, prácticamente, a cero el número de calorías que aportan.
  • La Real Academia de Médicos de Reino Unido, propuso la implantación de un impuesto específico para las bebidas azucaradas que aumentaría en un 20% su precio  como una de las medidas para combatir la obesidad. Transcurridos unos meses el “British Medical Journal” publico un articulo a este respecto, de la Universidad de Oxford, donde se hacia una estimación del impacto que tendría ejecutar tal propuesta y la conclusión fue que si bien el subir el precio de las bebidas azucaradas  no era la panacea, si podría disminuir en un 1.3% las cifras de obesidad y en un 0.9% las de sobrepeso.
  • De igual forma, en el 2009, se lanzo una campaña en EEUU contra las bebidas azucaradas para lo que, entre otras acciones, difundió un video en el que un joven actor bebía una lata que contenía algo parecido a la grasa abdominal y que concluía diciendo “Beber una lata de refresco azucarado al día puede hacerte engordar 4,5 kg al año” (advierto que es algo desagradable)

  • El consumo habitual de estas bebidas, no solo puede incrementar el riesgo de obesidad, sino también el de diabetes ya que una lata de 330cc contiene unas 8-9 cucharaditas de azúcar lo que supone,  ya casi, la cantidad aconsejada al día para un adulto y , obviamente, sobrepasa la de un niño.
  • Otro contenido importante en las bebidas de cola, es la cafeína que a dosis moderadas (200mgr/día o unas 2 tazas de café) puede tener efectos positivos para el organismo ya que es un tónico cardiaco y un suave estimulante del sistema nervioso pero que a altas dosis puede provocar ansiedad, insomnio…Una lata de 330 ml contienen de 40 a 55mgr de cafeína lo que debe tenerse en cuenta cuando se trata de personas sensibles a esta sustancia y sobretodo de niños que por su menor peso corporal ve multiplicados sus efectos.

[/fancy_list]

No obstante todo lo dicho anteriormente y, como siempre, usando el sentido común, podemos concluir diciendo que el agua es la bebida ideal para refrescarse e hidratarse pero que cualquier persona que no padezca patología que lo desaconseje, puede consumir, de forma ocasional, bebidas refrescantes, preferiblemente light, sin por ello aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *