Nutrición

Mujer y nutrición

Necesidades nutricionales de la mujer

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Las necesidades energéticas y nutricionales de la mujer varían con la edad y en las distintas etapas de su vida. Un ejemplo podría ser el envejecimiento, donde la mujer ha conseguido una mayor expectativa de vida (somos el segundo país del mundo en longevidad femenina después de Japón) que el hombre pero no siempre con una óptima calidad  ya que algunas enfermedades como la osteoporosis, algunos tumores o la obesidad, que se pueden prevenir con una nutrición y un estilo de vida saludables, están aumentado.

[/squeeze_list]

Control del peso corporal

Una de las mayores preocupaciones de la mujer a lo largo de su vida es el control de su peso corporal. Esto le lleva en numerosas ocasiones al seguimiento de dietas que podríamos denominar “dietas mágicas” que solo van a provocar problemas más o menos graves de salud, así como malnutrición por exceso que va a derivar en sobrepeso u obesidad o malnutrición por defecto con trastornos de la conducta cómo anorexia o bulimia.

Equilibrio nutricional

En diferentes estudios se ha comprobado el desequilibrio en la alimentació,n en todos los grupos de edad, de la población femenina española con una tendencia al exceso de ingesta de proteínas y grasas y una disminución en la de hidratos de carbono complejos y fibra.

Algunos consejos [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • No realizar dietas sin control médico
  • No excluir alimentos por faltos mitos como que el pan engorda.
  • Intentar mantener el peso estable con variaciones fisiológicas de más/menos 1 kg.
  • Cuidar tanto la salud física como la psicológica ya que ambas están íntimamente ligadas.
  • Saciar en cada comida el “hambre física” y el “hambre psicológica” cocinando bien los alimentos, cuidando su presentación, dedicándole tiempo al momento comida…
  • Pequeños gestos como tener un mayor aporte de hierro, ácido fólico o calcio en las distintas etapas fisiológicas de la mujer, pueden suponer un gran beneficio para su salud.
  • Realizar actividad física regularmente. Está comprobado que el sedentarismo incita a tomar alimentos más ricos en grasas y azúcar…
  • Tener una correcta ingesta de agua a lo largo del día y desterrar otro falso mito: el agua en las comidas NO engorda.

[/fancy_list]

Todo esto nos lleva a reflexionar sobre la importancia de la educación nutricional desde la infancia y la realización de campañas por parte del Sistema Sanitario Nacional o de entes privados, para prevenir un sinfín de enfermedades y mejorar la calidad de vida de la población española y en particular de las mujeres.

Niños, Nutrición

Prevención de la Obesidad Infantil

Estrategia NAOS

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • España es el país con mayor prevalencia de Obesidad infantil de la Unión Europea, con un aumento de la misma, en los últimos 20 años, más rápido que el de, incluso, EEUU. Este incremento hizo desarrollar en 2005 al Ministerio de Sanidad y Consumo la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad física y prevención de la Obesidad) cuyo objetivo fundamental es sensibilizar a la población del riesgo que representa la obesidad para la salud y crear e impulsar iniciativas para impulsar de hábitos saludables.

[/squeeze_list]

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados y, sin duda, la obesidad y el sedentarismo son dos de los factores de riesgo más importantes que los provocan. Se ha comprobado que el sedentarismo provoca más muertes que el tabaquismo, lo cual demuestra la importancia de la práctica de actividad física. Actualmente en España, el 44% de la población no realiza ningún tipo de actividad física.

La eficacia de la prevención de la obesidad depende del diagnóstico precoz y de la implementación de programas educativos desde los primeros años de vida. Solo un dato: aumentar la actividad física en 60 min semanales ha demostrado reducir en un 4.8% la probabilidad de padecer obesidad.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños practiquen, al menos, 60 min diarios de actividad física, lo que, si lo pensamos bien, no supone tanto ya que entre actividades extraescolares, recreos, parque…es fácil de conseguir.

Algunos consejos: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Amamantar se ha demostrado que disminuye el riesgo de que el niño padezca obesidad.
  • Hacer que el “momento comida” sea agradable, evitando regañinas, prisas…el niño debe aprender a tener una buena relación con la comida.
  • Hacer un buen desayuno es fundamental. Cereales, un lácteo y fruta es un desayuno perfecto. Si es necesario, despertar al niño 10 minutos antes para que el desayuno se haga con tranquilidad.
  • Acostumbrar a los niños desde pequeños a que tomen fruta y verdura. Este fue el motivo que me impulso a escribir “!Qué divertido es comer fruta!”, álbum ilustrado donde, mediante los colores de las frutas, se anima a los pequeños a tomar este alimento tan importante
  • Evitar el picoteo
  • Evitar los alimentos precocinados, bollería industrial…
  • Limitar el tiempo dedicado a actividades sedentarias (TV, ordenador, videojuegos…)
  • Promover la actividad física cuotidiana como andar, bicicleta, patines, parque, actividades extraescolares como baile, futbol, tenis, pádel….

[/fancy_list]

En resumen, es importantísimo que para prevenir la obesidad, tanto infantil como del adulto, llevemos un estilo de vida saludable con actividad física diaria y una Dieta Mediterránea rica y saludable.

Niños, Nutrición

Contra la obesidad…¡Qué divertido es comer fruta!

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Entrevista de la sociedad española de dietética y Ciencias de la alimentación (Sedca)

[/squeeze_list]

[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • ¿Cómo influirá  la obesidad infantil en la edad adulta de los niños que la padecen?

La obesidad infantil, es uno de los graves problemas de salud pública a los que nos enfrentamos actualmente. Un niño con sobrepeso u obesidad, tiene mayor probabilidad de serlo también en la edad adulta que uno que no lo padece y de presentar con ello todas las enfermedades asociadas.

  • La obesidad infantil está también aumentando en los países con malnutrición. ¿Cómo es posible?

Es debido, a una malnutrición en el periodo prenatal, durante la lactancia y primera infancia, para luego pasar a una alimentación rica en grasas, calorías y pobre en nutrientes esenciales que junto con una escasa actividad física hará que el niño empiece a ganar peso de forma inadecuada.

  •  ¿Cuáles son las recomendaciones generales que hace la OMS para prevenir la obesidad infantil?

Las normas básicas que da son:

  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos.
  • Reducir los carbohidratos simples
  • Reducir las grasas, sustituyendo las saturadas por insaturadas
  • Realizar actividad física diariamente

 

  • ¿Cuál es el consejo que daría a los padres para que hagan que sus hijos lleven una vida saludable?

Sin duda, lo más importante es tener presente que los niños aprenden, fundamentalmente, por imitación, por lo que si los padres hacemos ejercicio, tenemos una vida activa y comemos bien, ellos también lo harán. Creo que sirve  de poco decirle a un niño que tiene que tomar fruta, si nosotros no la tomamos o decirle que deje el videojuego, si nosotros no soltamos el mando de la televisión.

libro

En los casi 30años que llevo ejerciendo la medicina, he visto como se agravaba el problema de la obesidad infantil por una mala alimentación y por la vida, cada vez más sedentaria, que llevan nuestros niños. Creo que una de las mejores maneras para que los niños aprendan es mediante el juego y  este cuento pretende animarles a que tomen  fruta y hagan actividad física de una forma divertida.

  • ¿Cuál es la “trama” del cuento?

Las protagonistas, mis hijas Carlota y Clara, deciden hacen un juego: cada día de la semana elegirán un color y una fruta de esa tonalidad, se inventaran una pequeña historia con ella y la tomaran para merendar.

En cada historia, está presente la actividad física: correr, jugar, bailar, saltar… ¿Por qué es tan importante el consumo de frutas y verduras en los niños?

Un consumo insuficiente de fruta y verdura, está íntimamente ligado a un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, algunos cánceres, diabetes…La adquisición de unos hábitos saludables en la infancia, hará, con mucha probabilidad, que estos se mantengan en la edad adulta y con ello la disminución de la morbi/mortalidad.

 

  • ¿Qué actividades piensan organizar para hacer que “Qué divertido es comer fruta” cumpla sus objetivos?

Tenemos idea de hacer muchas, algunas ya se han iniciado, como cuentacuentos en librerías y colegios, charlas para padres, cursos de cocina con fruta para niños…

[/fancy_list]