Antiaging, Bienvenidos al blog

Envejecimiento y deporte

Siempre hemos dicho que el deporte enlentece el envejecimiento al ser, junto con la alimentación y una buena gestión emocional, uno de los pilares del estilo de vida saludable,  pero esto puede no ser así, si deporte va unido a polución, exposición a rayos solares o no está hecho de acuerdo a nuestra condición física y entrenamiento entre otras muchas cosas.

El envejecimiento viene determinado en un 35% aproximadamente por factores genéticos y un 65% por factores externos como alimentación, estrés, actividad física, sueño, tabaco…

Entre los múltiples beneficios del deporte está:

  • Contribuir al control del peso
  • Disminución de la grasa
  • Aumento de la fuerza muscular, la flexibilidad y la densidad ósea
  • Mejora de la ventilación pulmonar
  • Disminuye  la frecuencia cardiaca
  • Mejora la autoestima, el insomnio, el estrés o la ansiedad.

¿Cuál son los factores externos que aceleran nuestro envejecimiento? 

  • Radicales libres.

Estos se producen en nuestro organismo cuando el entrenamiento es excesivo y esto dependerá, obviamente, de nuestra forma física y nuestro nivel de entrenamiento. Lo que para una persona puede ser dar un paseo para otra, no entrenada, puede suponer un esfuerzo si su vida es muy sedentaria, por lo que es importante y necesario hacer ejercicio pero “razonable”, progresivo y dirigido por un profesional para evitar efectos no deseados de su práctica.

  • Rayos solares 

Los deportes al aire libre son muy beneficiosos, sobre todo a nivel psicológico, pero añaden un factor negativo, si no se controla, como es la excesiva exposición a los rayos solares que producirán un aumento de los radicales libres en nuestro organismo además de efectos negativos en la piel como son arrugas, manchas e incluso, si es muy prolongada y hay una predisposición genética, tumores como el melanoma.

  • Polución

Cuando el aire libre está contaminado por los coches, industrias…vamos a respirar sustancias nocivas para nuestra salud y nuestra piel va a estar en contacto con ellas

  • Sustancias químicas

Cuando los deportes son de agua, sobre todo en piscina, estaremos en contacto con sustancias de desinfección que pueden provocar sequedad, descamación o incluso dermatitis en nuestra piel.

¿Qué podemos hacer para minimizar estos daños? 

  • En primer lugar, como ya hemos dicho hacer un ejercicio saludable evitando un entrenamiento excesivo para nuestro organismo.
  • Evitar las horas centrales del día, sobre todo en verano, para realizar deporte al aire libre
  • Usar una correcta protección solar en todas las zonas expuestas al sol
  • Aplicando antes y después de nadar sustancias protectoras para la piel.
  • Hacer una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.
  • Tomar alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras…e incluso, bajo prescripción médica, una suplementación si fuera necesaria
  • Hidratar bien la piel y aportarle antioxidantes con cremas adecuadas
  • Hacer que el deporte sea placentero para tener una gran suplementación “extra” de antioxidantes.
Antiaging

Hidratación cutánea

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • No hay duda que una alimentación saludable es importante para nuestra piel, pero no lo es menos una adecuada hidratación.

[/squeeze_list]

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, puede tener una extensión de hasta 2 m2 y pesar hasta 5 kg. De un 10 a un 20% de su peso, es agua. Por sus características físicas, está expuesta a factores ambientales como el sol, la sequedad del ambiente….que hacen que aumente la evaporación y con ello  la deshidratación.

En la capa media de la piel, la dermis, hay unas sustancias llamadas glicosoaminoglicanos, el más conocido es el ácido hialurónico, que ayudan a tener una buena hidratación. Este ácido absorbe y retiene gran cantidad de agua.

Hidratación

La hidratación es importantísima para nuestra piel. Es necesario  hidratarla “por dentro” con una abundante ingesta de líquidos (agua fundamentalmente) y “por fuera” con buenas cremas hidratantes (lo que no es sinónimo de cremas caras).

Me gustaría poneros un ejemplo: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • ¿Cuál es el aspecto de una hoja seca? : Está marrón, fea… y si la doblamos se rompe
  • ¿Y el de una hoja verde?: esta brillante, bonita…y si la doblamos, es elástica y no se rompe

[/fancy_list]

Pues bien, es exactamente lo que le pasa a nuestra piel: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Cuando está seca, esta opaca, triste, fea….y al gesticular estamos rompiendo fibras y provocando arrugas
  • Cuando está hidratada, está brillante, luminosa, bonita…y al gesticular, está elástica por lo que no se rompen fibras y no se hacen arrugas.

[/fancy_list]

Envejecimiento 

El envejecimiento fisiológico conlleva la perdida de fibras elásticas (se pierde elasticidad), colágeno (se pierde consistencia haciendo que la piel sea más delgada y frágil) y de ácido hialurónico (se pierde hidratación) entre otros muchos procesos y si a esto le añadimos el tabaco, la exposición al sol, la falta de hidratación o de vitaminas y minerales por tomar poca fruta o verdura, tendremos una piel precozmente envejecida.

¿Qué podemos hacer para hidratar nuestra piel? [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Llevar una alimentación saludable rica en fruta, verdura, pescado…en resumen seguir nuestra magnífica Dieta Mediterránea
  • Beber suficiente agua a lo largo del día. Unos 2 litros para una persona adulta. Importante: en las comidas y fuera de ellas
  • Usar todos los días, e incluso varias veces al día, una buena crema hidratante. Son muy adecuadas las que contienen ácido hialurónico, proteoglicanos…
  • Evitar los factores que aceleran nuestro envejecimiento: tabaco, exposición al sol, alcohol, ambientes secos…
  • Realizar tratamientos de mesoterapia con ácido hialurónico, vitaminas y minerales periódicamente para hidratar en profundidad nuestra piel.

[/fancy_list]

Antiaging, Nutrición

Coenzima Q10

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • La Coenzima Q10, también llamada Ubiquinona, es una molécula presente en todas las células y muy importante en su metabolismo ya que es necesaria para producir energía. Se encuentra fundamentalmente en aquellos órganos que necesitan mucha como son el corazón, los riñones, el hígado y el páncreas.

[/squeeze_list]

Además de esto, es un potente antioxidante que nos ayuda a protegernos de los radicales libres que se forman con el tabaco, estrés, exposición al sol, envejecimiento…

¿De dónde obtenemos la Coenzima Q10[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • La sintetiza el propio organismo
  • Con la alimentación

[/fancy_list]

¿En qué alimentos se encuentra la Coenzima Q10[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Pescado azul: sardinas, boquerones…
  • Cereales integrales
  • Brotes de soja
  • Frutos secos
  • Carnes de aves
  • Brócoli, espinacas, coliflor…

[/fancy_list]

¿Con qué disminuye la Coenzima Q10[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Con el envejecimiento
  • Con el ejercicio y sobre todo cuando este no es adecuado al entrenamiento de la persona.
  • Escasa ingesta de los alimentos que la contienen
  • Algunas enfermedades cardiovasculares
  • Toma de algunos fármacos como las estatinas (tratamiento para disminuir el colesterol)

[/fancy_list]

¿Es aconsejable la suplementación con Coenzima Q10[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

Siempre bajo prescripción médica se aconseja su uso en:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Tratamiento con sivastatinas, antidiabéticos, antidepresivos…
  • Déficit inmunológico

[/fancy_list]