Nutrición

Dietas milagro versus tratamientos éticos de obesidad

[squeeze_list style=»arrow_list»]
  • Lo primero que tenemos que decir, es que la obesidad es una enfermedad crónica que afecta cada año a más personas.

[/squeeze_list]

Cuando una persona deja de fumar, siempre será un ex-fumador, cuando deja de drogarse, siempre  será un ex drogadicto….y cuando una persona adelgaza habiendo sido obeso, siempre será un “ex obeso”. Esto quiere decir, que a lo largo de su vida, será muy importante que cuide mucho la parte psicológica porque ante un problema importante o un momento de debilidad lo más probable es que el ex fumador vuelva a fumar, el ex drogadicto vuelva a drogarse o el ex obeso vuelva a comer de forma incontrolada y vuelva a engordar.

Por todo esto, es fundamental antes de empezar un tratamiento para el sobrepeso o la obesidad pensar bien que es lo que queremos conseguir y  que estamos dispuestos a hacer para conseguirlo pero sobre todo si queremos que sea “la última dieta” y no una más de las 1000 que hemos hecho, deberemos empezar a aceptar que habrá que hacer cambios en nuestros hábitos nutricionales y la mayoría de las veces, son pequeñas cambios que nos van a hacer ganar en salud y en calidad de vida.

[fancy_header variation=»teal»]Los objetivos de una dieta[/fancy_header]

Deben ser 2: uno, por supuesto, perder peso y el otro, y quizás más importante, aprender y cambiar que es lo que nos va a permitir  mantener el peso.

Cuando una persona, se enfrenta a un problema, y el sobrepeso o la obesidad lo son,  que le ocasiona un malestar físico y psíquico, querría resolverlo de la forma más fácil y si es posible con atajos y esto no es, sin duda, lo más eficaz si medimos la eficacia  con los resultados obtenidos a largo plazo y no con los inmediatos  Por eso, hay que huir de las dietas milagro, de las pastillas “mágicas”….con resultados espectaculares…La única forma de adelgazar es siguiendo una dieta con control médico  y haciendo ejercicio, lo que nos reportara salud física y psicológica.

[fancy_header variation=»teal»]Herramientas básicas[/fancy_header]

Una buena historia clínica, el control semanal (fundamental como apoyo psicológico y para cambiar la dieta) , la práctica de actividad física de forma regular y continuada (siempre de acuerdo a nuestras condiciones físicas y entrenamiento) y el apoyo psicológico para conseguir los objetivos, son las herramientas básicas y necesarias para que resolvamos de una vez por todas el gran problema de la obesidad.