Antiaging

Colágeno

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • El colágeno, es la proteína más abundante en nuestro cuerpo y es un componente fundamental de la piel, los huesos, de los tendones, de la córnea…Como todas las proteínas, está formado por largas cadenas de aminoácidos que se enrollan y entrelazan formando las fibras que dan resistencia y flexibilidad a los tejidos.

[/squeeze_list]

Con el paso de los años, su producción disminuye, siendo más temprana en la mujer que en el hombre, al depender de los estrógenos que, como sabemos, disminuyen en la menopausia.  También puede suceder en personas más jóvenes por la práctica intensiva de deporte, sobrepeso, carga exagerada de peso, traumatismos repetitivos o inactividad. Entre los 20 a 30 años  comienza a disminuir  progresivamente, siendo  a los 60 años, aproximadamente, la mitad que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y perdida de flexibilidad de los tejidos que forma. Esto lo podemos ralentizar, parcialmente, con un buen aporte de proteínas en nuestra alimentación, ya que es una molécula grande y compleja que se absorbe mal en nuestro intestino.

Alimentos ricos en proteínas son las carnes, los pescados, los lácteos…pero sin duda la más rica en colágeno es la gelatina neutra o pura llamada grenetina.  No tiene grasas ni hidratos de carbono, es casi incolora e insípida y  suele comercializarse con colorantes y potenciadores de sabor que hacen que sea un agradable postre del que tenemos solo que controlar los azucares añadidos.

La disminución del colágeno va a  da lugar a signo y síntomas en los tejidos que forma, como: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Arrugas
  • Dolor articular
  • Fragilidad ósea….

[/fancy_list]

Estudios clínicos han demostrado que la toma de 10 gr/día de colágeno hidrolizado disminuye, en un periodo no inferior a 3 meses:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • El número y profundidad de las arrugas de la piel de mujeres en menopausia
  • El dolor articular en personas con artrosis
  • La disminución de la perdida ósea…

[/fancy_list]

La industria alimenticia ha desarrollado productos como el colágeno en polvo o en gránulos de colágeno (liofilizado) donde este a sufrido un proceso de hidrólisis para partir su molécula en otras más pequeñas y, por tanto,  que sea más fácilmente asimilable.
El Colágeno hidrolizado es pues, un complemento alimenticio aconsejable, siempre y cuando no haya enfermedades concomitantes que lo desaconsejen (hepáticas o renales graves, fenincetonuria…) y que nos pueden ayudar a enlentecer nuestro envejecimiento y a mejorar el resultados de los tratamientos médico estéticos y post quirúrgicos.