Antiaging, Medicina estética

Fillers. Materiales de relleno faciales

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La agencia española del medicamento habla de los implantes de relleno utilizados con finalidad plástica, reconstructiva y estética como productos sanitarios que se aplican mediante inyección, aguja u otro sistema de aplicación, cuya finalidad es modificar la anatomía para corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel, para aumentar labios y  pómulos o para corregir o realzar otras partes del cuerpo.

[/squeeze_list]

Clasificación de los materiales de relleno

Por su origen: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Biológicos

–  Grasa del propio paciente

– Colágeno bovino u ovino

– Ácido hialuronico aviar

  • Biosíntesis

–  Ácido hialuronico

– Colágeno humano

– Hidroxiapatita cálcica

– Betafosfato tricálcico

  • Síntéticos

– Ácido poliláctico

– Poliacrilamina

[/fancy_list]

Por su durabilidad: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Reabsorbibles
  • No reabsorbibles

[/fancy_list]

Por su mecanismo de acción: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Relleno mecánico
  • Inducción de la síntesis de colágeno
  • Hidratación
  • Combinación de varios

[/fancy_list]

Indicaciones 

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Surcos nasolabiales
  • Comisuras labiales
  • Labios
  • Arrugas peribucales
  • Perfil mandibular
  • Pómulos
  • Relleno de depresiones y aumento de volúmenes a nivel corporal

[/fancy_list]

Tratamiento 

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • En primer lugar, se realizará una detallada historia clínica
  • La exploración de la zona a tratar es importante para conocer la existencia de rellenos previos, definir la falta de volumen o el inestetismo que queremos corregir
  • Elegir el producto que se va a usar
  • Informar al paciente del tratamiento, eficacia, posibles efectos secundarios…
  • Firma del consentimiento informado.
  • Implantación del filler elegido

[/fancy_list]

Cuidados post tratamiento

La incorporación a la vida social o laboral puede ser inmediata ya que solo se podría presentar alguna rojez o pequeña inflamación después de la realización del tratamiento.

Se aconseja evitar el sol en las horas posteriores o aplicarse un fotoprotector para favorecer que las pequeñas marcas que pudieran quedar después del tratamiento desaparezcan lo antes posible.

No se desaconseja la práctica de ejercicio físico en las horas posteriores al tratamiento siempre y cuando este no produzca un enrojecimiento importante de la cara o zona tratada

Efectos adversos

Normalmente, si aparecen, se trata de reacciones leves como enrojecimiento, ligera inflamación, prurito…

Las reacciones moderadas como infecciones, granulomas… son poco frecuentes

La aparición de algún pequeño hematoma, no es frecuente pero no imposible. Suele ser suficiente una crema con color o maquillaje para cubrirlo.

Conclusión

Podemos decir, como resumen, que los fillers son un tratamiento óptimo para mejorar la estética facial siempre y cuando el médico tenga la formación acreditada para realizarlo, se seleccione bien la zona a tratar y el material a emplear.

Medicina estética

Flacidez en brazos

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Una de las zonas más complicadas de tratar, a nivel corporal, son los brazos. Su cara interna tiene una piel fina, comparable al interno del muslo, y un músculo, en la mayoría de los casos, poco tonificado bien porque no se hace ejercicio o bien porque no se hace de una forma adecuada lo que va a provocar que, a partir de los 45.50 años, sea frecuente la flacidez.

[/squeeze_list]

Es muy importante seleccionar bien al paciente antes de empezar un tratamiento ya que de ello va a depender, en gran medida, el resultado del mismo. Brazos con mucha grasa o piel en exceso no serán buenos candidatos.

Cómo siempre en medicina estética, es aconsejable combinar más de una técnica para sumar resultados. En este caso, nuestro objetivo será la producción de colágeno para disminuir la flacidez y para ello usaremos: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Hilos tensores de polidioxanona, un material reabsorbible (se reabsorbe a los 6-8 meses) que va a inducir la producción de colágeno y aumentar la microcirculación.
  • Mesoterapia con Silicio orgánico o DMAE para, también, reafirmar. Es una técnica ampliamente contrastada y con resultado muy buenos.

[/fancy_list]

La realización de ambos es sencilla, rápida y prácticamente indolora. Se realiza de forma ambulatoria, pudiéndose reincorporar a la vida profesional o social de forma inmediata.

Se aconseja la aplicación, media hora antes del tratamiento, de una crema anestésica para hacer el tratamiento  más confortable

Los efectos secundarios son prácticamente nulos excepto la posible aparición de pequeños hematomas que desaparecen al cabo de pocos días.

El colágeno se empieza a formar en las semanas siguientes al tratamiento por lo que los efectos se empezaran a notar no antes de 2 meses.

Por otra parte, es fundamental que se tonifique el músculo con ejercicios específicos para ello y que la piel esté bien hidratada para así tener un mejor resultado final.

Y por último es, también, aconsejable tomar, a partir de los 45-50 años,  colágeno hidrolizado para proporcionar al organismo “el material” necesario para sintetizar su propio colágeno.

Antiaging

Colágeno

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • El colágeno, es la proteína más abundante en nuestro cuerpo y es un componente fundamental de la piel, los huesos, de los tendones, de la córnea…Como todas las proteínas, está formado por largas cadenas de aminoácidos que se enrollan y entrelazan formando las fibras que dan resistencia y flexibilidad a los tejidos.

[/squeeze_list]

Con el paso de los años, su producción disminuye, siendo más temprana en la mujer que en el hombre, al depender de los estrógenos que, como sabemos, disminuyen en la menopausia.  También puede suceder en personas más jóvenes por la práctica intensiva de deporte, sobrepeso, carga exagerada de peso, traumatismos repetitivos o inactividad. Entre los 20 a 30 años  comienza a disminuir  progresivamente, siendo  a los 60 años, aproximadamente, la mitad que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y perdida de flexibilidad de los tejidos que forma. Esto lo podemos ralentizar, parcialmente, con un buen aporte de proteínas en nuestra alimentación, ya que es una molécula grande y compleja que se absorbe mal en nuestro intestino.

Alimentos ricos en proteínas son las carnes, los pescados, los lácteos…pero sin duda la más rica en colágeno es la gelatina neutra o pura llamada grenetina.  No tiene grasas ni hidratos de carbono, es casi incolora e insípida y  suele comercializarse con colorantes y potenciadores de sabor que hacen que sea un agradable postre del que tenemos solo que controlar los azucares añadidos.

La disminución del colágeno va a  da lugar a signo y síntomas en los tejidos que forma, como: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Arrugas
  • Dolor articular
  • Fragilidad ósea….

[/fancy_list]

Estudios clínicos han demostrado que la toma de 10 gr/día de colágeno hidrolizado disminuye, en un periodo no inferior a 3 meses:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • El número y profundidad de las arrugas de la piel de mujeres en menopausia
  • El dolor articular en personas con artrosis
  • La disminución de la perdida ósea…

[/fancy_list]

La industria alimenticia ha desarrollado productos como el colágeno en polvo o en gránulos de colágeno (liofilizado) donde este a sufrido un proceso de hidrólisis para partir su molécula en otras más pequeñas y, por tanto,  que sea más fácilmente asimilable.
El Colágeno hidrolizado es pues, un complemento alimenticio aconsejable, siempre y cuando no haya enfermedades concomitantes que lo desaconsejen (hepáticas o renales graves, fenincetonuria…) y que nos pueden ayudar a enlentecer nuestro envejecimiento y a mejorar el resultados de los tratamientos médico estéticos y post quirúrgicos.