Antiaging, Medicina estética

Hidratación de la piel

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo. Por su gran superficie, está expuesta continuamente a factores externos como son el sol, el viento, el frio, la humedad…que van a condicionar su aspecto y su salud.

[/squeeze_list]

El 70% de la piel, es agua, lo que equivale al 35% de la cantidad total que hay en el organismo

La piel, tiene una importante función de barrera para aislar al organismo del exterior, evitando que entren bacterias, que se pierda calor….

La hidratación es uno de los cuidados de belleza básicos que se debe realizar durante todo el año y a cualquier edad.  Se podría definir como el paso constante de agua de la sangre a los tejidos.

La hidratación va a depender pues del agua aportada, de la capacidad para retenerla y de la velocidad con que se evapore:

[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • El agua aportada desde el interior, dependerá de la alimentación que llevemos y del agua que bebamos.
  • La retención de la misma, con el paso de los años irá disminuyendo por el cambio de estructura y de composición de la piel: disminuye el ácido hialurónico , los lípidos…lo que hará que se reseque más fácilmente.
  • La evaporación estará condicionada por el calor de nuestro cuerpo (fiebre) y del exterior (verano, calefacción…), por la humedad….

[/fancy_list]

Los síntomas de la deshidratación serán evidentes en cualquier tipo de piel, pero se acentuaran en las tendencialmente secas, siendo: tirantez, perdida de flexibilidad y con ellos mas tendencia a formarse arrugas, escozor, descamación…sobre todo en manos, codos, rodillas y cara,  lo que acelerara el envejecimiento de nuestra piel.

Podemos afirmar por tanto, que es importantísima una alimentación correcta rica en frutas, verduras…, beber unos 2 l de agua y utilizar habitualmente cremas apropiadas a nuestra piel y a nuestra edad, así como periódicamente realizar una mesoterapia con ácido hialuronico que va a retener el agua en las capas más profundas de la piel.

Las cremas hidratantes aportan sustancias a las capas más superficiales (la crema no penetra en profundidad) para retener el agua y evitar su evaporación.

El momento ideal para aplicarnos una buena crema hidratante con protección solar es por la mañana, después de la ducha para exponerlos al exterior en las mejores condiciones posibles.

En el cuerpo, podemos usar la hidratante que más nos guste, mezclándola con aceite de almendras lo que le va a aportar un plus de hidratación

Para la cara, me gustan mucho las cremas con ácido hialuronico y vitamina C…que además de hidratar van a dar luminosidad a la nuestra piel.

Antiaging, Medicina estética

Flacidez corporal

Antes de empezar a hablar de flacidez, me gustaría centrar el tema, repasando como es la piel.

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • La piel, es el mayor órgano del cuerpo, al medir unos 2 m2 y pesar unos 5 kg. Está formada por:

[/squeeze_list]

dermis

[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Epidermis: es el estrato más superficial.
  • Dermis: es donde están las fibras de colágeno, elastina…que son las que le dan la consistencia y elasticidad característica
  • Hipodermis: formada por la grasa

[/fancy_list]

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • La flacidez, es la perdida de tono o tersura de la piel. Con los años, se van perdiendo fibras colágenas, elásticas, agua…lo que hace que se pierda elasticidad y la piel empiece a descolgarse.

[/squeeze_list]

Hay que diferenciar la flacidez cutánea de la flacidez muscular que aparece por la falta de ejercicio. Pueden, y suelen,  aparecer contemporáneamente

Hay algunos factores que pueden acelerar este proceso, como son: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Dieta pobre en proteínas, ya que son las que van a aportar los aminoácidos necesarios para la síntesis de las fibras
  • Tabaquismo: Disminuye la oxigenación de los tejidos
  • Aumento de peso: El aumento de grasa, hace que aumente el peso que tiene que “sujetar” la piel, produciendo una distensión de la misma
  • Perdidas bruscas de peso: Conllevan cambios bruscos de volumen
  • Predisposición genética
  • Algunos fármacos como los corticoides que tomados durante largos periodos pueden afectar a la elasticidad cutánea

[/fancy_list]

brazo flacidotripa flácidacara flacida

Hay algunas zonas del cuerpo más propensas a la flacidez como son: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Cara interna de los brazos
  • Cara interna de las piernas
  • Abdomen
  • Cuello
  • Tercio inferior de la cara…
  • Glúteos

[/fancy_list]

¿Cómo prevenir o enlentecer su aparición? [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Dieta saludable con un aporte adecuado de proteínas: La carne, el pescado, las legumbres…son proteínas de alto valor biológico imprescindibles para tener un buen tono muscular
  • Ejercicio regular y constante y, por supuesto, adecuado a nuestra forma física y nuestro entrenamiento, haciendo más hincapié en las zonas con mayor tendencia a la flacidez.
  • Dieta saludable con un aporte adecuado de proteínas: La carne, el pescado, las legumbres…son proteínas de alto valor biológico imprescindibles para tener un buen tono muscular
  • Ejercicio: Debe ser regular y de acuerdo a nuestra forma física y a nuestro entrenamiento, haciendo más hincapié en las zonas con mayor tendencia a la flacidez
  • Antioxidantes: Son muchos los alimentos ricos en estos, como la fruta, la verdura, las nueces, el vino tinto, el té verde, el chocolate al 70-80% de cacao…Tomarlos, de forma moderada algunos, todos los días nos aportará una buena suplementación .

La “otra” suplementación con cosmeceúticos debemos tomarla, solo, bajo control médico.

[/fancy_list]

Tratamiento de la flacidez:

Es importante, seleccionar bien las zonas a tratar ya que de ello van a depender los resultados.

Todos están encaminados a producir una estimulación de la síntesis de colágeno, fibras elásticas, mejor oxigenación de los tejidos….

Algunos de ellos son:  [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Mesoterapia con silicio orgánico
  • Bioestimulación con plasma rico en factores de crecimiento
  • Hilos de polidioxanona
  • Cirugía, en casos de flacidez extrema y descolgamiento.

[/fancy_list]

Antiaging, Medicina estética

Cuándo debemos empezar a cuidar nuestra piel?

En algún momento, todos nos hemos mirado al espejo y hemos descubierto alarmados las primeras arrugas, lo que suele suceder sobre los 25-30 años y el sitio elegido suele ser las líneas de expresión alrededor de los ojos cuando sonreímos.

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • En primer lugar, puntualizar que los tratamientos no son anti envejecimiento, si no para enlentecer el envejecimiento y dicho esto, podremos decir que debemos empezar a realizarlos, cuando aparecen los primeros signos del envejecimiento que son piel más opaca, primera líneas de expresión…

[/squeeze_list]

Hay distintos niveles de cuidados: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Lo más básico es una  alimentación saludable (fruta, verdura, pescado, aceite de oliva…es decir lo que es una dieta mediterránea) y una buena hidratación (2 l de agua/día).
  • A continuación están los cuidados higiénicos: una limpieza diaria con leche desmaquillante y tónico para eliminar los restos de maquillaje, polución…
  • El uso regular de cremas, tanto por la mañana como por la noche. Una buena crema hidratante y otra nutritiva serán importantes para tener nuestra piel bien “alimentada”. Cremas con vitamina C, ácido hialurónico, retinol…pueden ser buenas opciones en caso de necesidades  individuales.
  • La protección solar es fundamental, no solo para prevenir el fotoenvejecimiento, si no también muchas lesiones cutáneas, incluso malignas. La deberíamos usar, no solamente, en la playa o la montaña, si no también durante todo el año, sobretodo en ciudades con cierta altitud, cómo la Comunidad de Madrid que está entre 500 y 1200 metros sobre el nivel del mar y tiene unas 3000 horas de sol al año.
  • Un peeling de ácido ferúlico para dar luminosidad a la piel o una mesoterapia con ácido hialurónico para hidratar, pueden ser dos tratamientos básicos y sencillos, de medicina estética, para que los más jóvenes, tanto hombres como mujeres,  empiecen a cuidarse, recordando  que siempre lo mejor es prevenir la formación de las arrugas  porque cuando ya están formadas no se pueden eliminar, solo se pueden atenuar.
  • Y, por último, podríamos recurrir a la cirugía, en caso de importantes imperfecciones que nos preocupen a nivel físico o psíquico como pueden ser en nariz, orejas…

[/fancy_list]

Podemos cuidarnos, alimentarnos bien, hidratarnos…pero lo más importante, es que nos aceptemos como somos, con nuestra virtudes y nuestros defectos, porque de lo contrario, si no lo hacemos, queriendo parecernos a una actriz, o buscando la perfección (que no existe!!!), será una lucha perdida que, solo nos provocará frustración y baja autoestima.