Nutrición

Obesidad y cáncer

“Si previenes la Obesidad, previenes el cáncer” 

La Obesidad y el Cáncer son 2 de las principales enfermedades que afectan a nuestra sociedad.

Algunos datos: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • El 25%, aproximadamente, de la población mayor de 18 años tiene obesidad, el 39% presenta sobrepeso y el 36% obesidad abdominal
  • La obesidad se asocia a una menor actividad física
  • La obesidad es más frecuente en un nivel socioeconómico y educacional bajo.
  • Los hábitos dietéticos poco saludables aumentan la incidencia de la obesidad y el sobrepeso.

[/fancy_list]

Hasta ahora no había ninguna duda entre la estrecha relación existente entre la obesidad y la diabetes tipo 2, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares…pero desde no hace mucho tiempo, se ha visto que también está íntimamente relacionada con el aumento en la incidencia de algunos tumores como el de colo-rectal, mama en mujeres post menopaúsicas, endometrio, riñón, esófago y páncreas. Otros como el de hígado, vesícula biliar cardias, tiroides y algunos hematológicos necesitan más estudios para confirmarlo pero se piensa también en su estrecha relación.

Los mecanismos por lo que aumenta esta incidencia no se conocen del todo pero se ha visto que en la mayoría de los casos, interviene el aumento de algunas hormonas como los estrógenos en el cáncer de mama post menopaúsico.

Igualmente se ha comprobado que no solo es más frecuente la aparición de algunos tumores en personas con obesidad o sobrepeso sino que también empeora el pronóstico una vez diagnosticada la enfermedad y es más probable la recidiva del tumor durante la evolución del mismo.

La actividad física es un factor importante para evitar el aumento de peso y, no hay duda, que también para “protegernos” de la diabetes tipo 2, del cáncer colo-rectal, de mamá post menopaúsico y de endometrio entre otros.

Todo esto nos lleva a pesar que es importantísima la prevención de la obesidad y el sobrepeso como una de las medidas más importantes para reducir el riesgo de cáncer en la población así como realizar campañas de cribado oncológico en la población con sobrepeso u obesidad para hacer un diagnóstico precoz de posibles tumores.

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Por último recordar que un “simple” estilo de vida saludable, es decir dieta mediterránea, actividad física regular y de acuerdo a nuestro entrenamiento y condición física, evitar el estrés, dormir bien….puede, sin duda, prevenirse no solo la obesidad y el sobrepeso sino también el riesgo de padecer alguno de los tumores más frecuentes de la actualidad.

[/squeeze_list]

Salud Corporativa

El sueño

El que llevemos una vida cada vez  más ajetreada, nos lleva a  quitársele  horas al sueño, lo que sin duda no es bueno, ni para nuestra salud física, ni para nuestra salud psicológica. Todos hemos experimentado en alguna ocasión, las consecuencias de durante una o varias noches dormir poco y/o mal.

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • El sueño es el estado fisiológico de reposo del cuerpo, caracterizado por bajos niveles de actividad vital (respiración, tensión arterial…) y por una menor respuesta a estímulos externos.

[/squeeze_list]

[fancy_header variation=»teal»]Fases del sueño[/fancy_header]

Las fases del sueño son patrones característicos que se pueden observar mediante distintos registros (electroencefalograma, electromiograma…).

Son 2 [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Sueño sin movimientos oculares rápido (NMOR  o NREM) y que se divide a su vez en 4 fases., durante él se produce la restauración física.
  • Sueños de movimientos oculares rápidos (MOR o REM) durante el cual se presentan las ensoñaciones.  En esta fase, se produce la restauración cognitiva (aprendizaje, memoria, concentración…).

[/fancy_list]

En el adulto el sueño de 8 horas se organiza en 4-5 ciclos de 90-120 min.

Según las distintas etapas de la vida, la necesidad de dormir más o menos horas va cambiando. Sabemos que los bebés se pasan la mayor parte del día durmiendo, mientras que las personas ancianas necesitan muchas menos horas de sueño para estar bien.

El sueño es una función vital para el organismo ya que sin él no podría mantener sus funciones fisiológicas  y una de ellas es la memoria. En distintos estudios se ha visto que la el sueño mantiene activa la información memorizada para su posterior procesamiento, ayudando a las funciones cognitivas de alto nivel, como la toma de decisiones, el razonamientos o la memoria ocasional

También se ha visto que las personas que duermen poco, suelen tener una calidad de sueño mejor, siendo este más reparador.

Igualmente son muchos las anécdotas que hemos oído como que a alguien se le ocurrió una cosa en un sueño o vio clara la solución a un problema mientras dormía….Einstein se vio viajando a la velocidad de un rayo en un sueño, Paul McCatney se inspiro durante un sueño para componer la canción “Yesterday”…esto quiere decir que los datos que vamos interiorizando, van interaccionado , creando asociaciones inesperada que van a dar la creatividad para inspirar obras geniales como es el caso de las anteriores.

Como resumen podemos decir que el sueño repara nuestro organismo, es fundamental para la salud física y psicológica, potencia la memoria, la creatividad y nos hace vivir más contentos y felices.