Salud Corporativa

Cuidados después del verano

El verano es tiempo de disfrutar del mar, del sol…y esto sin duda es positivo pero también significa  una pérdida de los hábitos saludables, una disminución, en la mayoría de los casos,  de la actividad física y un cierto envejecimiento en la piel que  dependerá de cuanto la hayamos “maltratado”.

Lo básico es volver a nuestros cuidados rutinarios tanto a nivel general como particular.

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • A nivel general, es fundamental, podríamos resumirlo con seguir un estilo de vida saludable, que  consta de 3 partes fundamentales: 
[/squeeze_list]
[fancy_header variation=»teal»]Nutrición[/fancy_header]
[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]
  • Una alimentación saludable con fruta, verdura, pescado, 5 comidas al día…en resumen nuestra inigualable dieta mediterránea.
  • Llevar una alimentación rica en antioxidantes para neutralizar los radicales libres, responsables de nuestro envejecimiento.  Sería ideal tomar todos los días unas nueces, una copita de vino tinto, té verde, una oncita de chocolate al 70-80% de cacao…
  • Una buena hidratación: 2 litros de agua /día. En las comidas y fuera de ellas.
  • Si hemos cogido algún kilito, es importante perderlos enseguida para que no se nos acumulen con los de Navidad. 
[/fancy_list]
[fancy_header variation=»teal»]Actividad física[/fancy_header]
[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]
  • La actividad física es el movimiento que podemos hacer durante nuestro trabajo, nuestro ocio …andar, subir escaleras… 
  • El ejercicio físico es una forma de actividad física planificada y repetitiva: ir al gimnasio, jugar al padel, hacer deporte…
  •  Ser activos y hacer ejercicio de forma regular y de acuerdo, siempre, a nuestro entrenamiento. 
[/fancy_list]
[fancy_header variation=»teal»]Equilibrio emocional[/fancy_header]
[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]
  • Dormir las horas suficientes para tener un buen descanso. 
  • Controlar el estrés.
  •  Dedicarle tiempo a las actividades que nos gusten…
[/fancy_list]
[squeeze_list style=»arrow_list»]
  • A nivel particularla que más cuidados necesita es la piel de nuestra cara: 
[/squeeze_list]
[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]
  • La higiene diaria es muy importante: Usar una limpiadora y tónico, agua de rosas…2 veces al día.
  • Hidratar la piel por “fuera” (por “dentro” lo hacemos bebiendo una adecuada cantidad de agua) con una crema hidratante que nos deje la piel “jugosa”. Si sentimos que a lo largo del día nos “tira”, por la calefacción, aire acondicionado, sequedad y polución del ambiente…nos la deberemos volver a aplicar. Lo importante no es que el envase sea bonito, si no que los componentes sean los adecuados: ácido hialurónico, vitamina C…
  • Una crema nutritiva por la noche, de acuerdo a nuestra edad, tipo de piel…con retinol, ácido glicólico….
  • Hacer gimnasia facial para evitar la flacidez (en la cara hay músculos, obviamente, como en el resto del cuerpo y por eso también los tenemos que entrenar). 
[/fancy_list]

En resumen, es el momento de volver a nuestra rutina y cuidarnos, para tener salud y enlentecer nuestro envejecimiento.