Antiaging

Hidratación cutánea

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • No hay duda que una alimentación saludable es importante para nuestra piel, pero no lo es menos una adecuada hidratación.

[/squeeze_list]

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, puede tener una extensión de hasta 2 m2 y pesar hasta 5 kg. De un 10 a un 20% de su peso, es agua. Por sus características físicas, está expuesta a factores ambientales como el sol, la sequedad del ambiente….que hacen que aumente la evaporación y con ello  la deshidratación.

En la capa media de la piel, la dermis, hay unas sustancias llamadas glicosoaminoglicanos, el más conocido es el ácido hialurónico, que ayudan a tener una buena hidratación. Este ácido absorbe y retiene gran cantidad de agua.

Hidratación

La hidratación es importantísima para nuestra piel. Es necesario  hidratarla “por dentro” con una abundante ingesta de líquidos (agua fundamentalmente) y “por fuera” con buenas cremas hidratantes (lo que no es sinónimo de cremas caras).

Me gustaría poneros un ejemplo: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • ¿Cuál es el aspecto de una hoja seca? : Está marrón, fea… y si la doblamos se rompe
  • ¿Y el de una hoja verde?: esta brillante, bonita…y si la doblamos, es elástica y no se rompe

[/fancy_list]

Pues bien, es exactamente lo que le pasa a nuestra piel: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Cuando está seca, esta opaca, triste, fea….y al gesticular estamos rompiendo fibras y provocando arrugas
  • Cuando está hidratada, está brillante, luminosa, bonita…y al gesticular, está elástica por lo que no se rompen fibras y no se hacen arrugas.

[/fancy_list]

Envejecimiento 

El envejecimiento fisiológico conlleva la perdida de fibras elásticas (se pierde elasticidad), colágeno (se pierde consistencia haciendo que la piel sea más delgada y frágil) y de ácido hialurónico (se pierde hidratación) entre otros muchos procesos y si a esto le añadimos el tabaco, la exposición al sol, la falta de hidratación o de vitaminas y minerales por tomar poca fruta o verdura, tendremos una piel precozmente envejecida.

¿Qué podemos hacer para hidratar nuestra piel? [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Llevar una alimentación saludable rica en fruta, verdura, pescado…en resumen seguir nuestra magnífica Dieta Mediterránea
  • Beber suficiente agua a lo largo del día. Unos 2 litros para una persona adulta. Importante: en las comidas y fuera de ellas
  • Usar todos los días, e incluso varias veces al día, una buena crema hidratante. Son muy adecuadas las que contienen ácido hialurónico, proteoglicanos…
  • Evitar los factores que aceleran nuestro envejecimiento: tabaco, exposición al sol, alcohol, ambientes secos…
  • Realizar tratamientos de mesoterapia con ácido hialurónico, vitaminas y minerales periódicamente para hidratar en profundidad nuestra piel.

[/fancy_list]

medicina estética_barahona
Antiaging, Medicina estética

Cuidarse la piel después del verano

Han sido meses muy agradables pasados al aire libre, en la playa o la montaña, pero con algún que otro inconveniente: demasiadas horas de exposición al sol, el cloro de las piscinas…Ahora es el momento de tener algún cuidado especial para recuperar la vitalidad y el aspecto saludable que teníamos.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Lo más destacado después del verano, suele ser la deshidratación. El sol es el primer causante, pero sin olvidar, que quizás no hemos bebido toda el agua que debiéramos.

[/squeeze_list]

Para solucionarlo, empezaremos: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Usando una buena crema hidratante. Y…¿cómo sabemos que es una buena crema hidratante os preguntaréis? Muy sencillo, porque cuando nos la damos, notamos la bien que no nos tira, que no está demasiado brillante y que su efecto nos dura varias horas. Nos la aplicaremos varias veces al día.
  • Aplicandonos cada 2 ó 3 días una mascarilla hidratante: será un plus de hidratación
  • Llevando, por supuesto, una alimentación rica en fruta, verdura…y 2 l de agua
  • Haciendo una mesoterapia de ácido hialuronico para hidratar las capas más profundas de la piel.

También es frecuente encontrar la piel “triste y apagada”. Puede ser por varias causas:

  • Tabaco: produce una vasoconstricción vascular que va a dar un tono apagado al rostro
  • Cansancio, falta de sueño
  • Estrés…

Para solucionarlo  deberíamos, obviamente, quitar la causa que lo produce, es decir evitar o limitar al máximo el tabaco, dormir las horas suficientes que nuestro organismo necesita para recuperarse, hacer ejercicio para combatir el estrés….Además, podemos realizar un peeling médico de ácido ferúlico, por ejemplo, que eliminará las células muertas de la capa más superficial de la piel y es antioxidante, lo que nos dará más brillo y luminosidad.

Si el fotoenvejecimiento es muy acentuado, es decir el sol ha hecho un daño importante, podríamos realizar un tratamiento de plasma rico en factores de crecimiento que va a producir una revitalización y rejuvenecimiento de toda la piel al estimular la regeneración de las células, los vasos sanguíneos….

Y, por supuesto, si vemos alguna lesión que haya aparecido nuevo o que haya cambiado de color, tamaño….acudir al especialista para su control.

Como resumen podemos decir que es muy importante:

  • Llevar una alimentación saludable y beber abundante agua
  • Hidratarse la piel, varias veces al día y nutrirla por la noche. Si es necesario, pedir un consejo dermocosmético a nuestro médico estético para usar las cremas más adecuadas a nuestro tipo de piel.
  • Usar fotoprotección todo el año
  • Realizar el tratamiento médico más acorde con nuestras necesidades.
  • Y que esto es válido tanto para hombres como para mujeres

[/fancy_list]