Antiaging, Medicina estética

Hilos tensores

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Los llamados Hilos Tensores o “Hilos mágicos” por su capacidad para, de forma no invasiva, combatir la flacidez han sido en los últimos años una revolución en Medicina estética.

[/squeeze_list]

Los hilos de polidioxanona, material que se usa en cirugía cardiaca y digestiva, se implantan en la piel sin necesidad de incisiones dado el pequeño diámetro de la aguja donde están insertados. Este material reabsorbible (se reabsprben en 6-8 meses) produce una reacción biológica que va a hacer que se sinteticen fibras de colágeno y fibras elásticas que van a ser las que van a producir el “efecto lifting”. Son fáciles de usar y seguros por lo que se está produciendo, en los últimos años, un incremento en la demanda por parte de los pacientes.

Son muchos las zonas anatómicas donde podemos poner hilos tensores: brazos, mama, brazos, zona interior del muslo…pero, sin duda, “la zona estrella” es la cara ya que es donde mejores resultados se obtienen.

Un aspecto muy importante, es la selección del paciente candidato al tratamiento. Con los años va disminuyendo la capacidad del organismo de reaccionar ante estímulos y los hilos tensores lo son, por lo que cuanto más joven sea el paciente, mejores resultados obtendremos, lo que no quiere decir que no se puedan hacer hasta los 70- 75 años. Simplemente será necesario implantar un mayor número de hilos para conseguir un buen resultado.

También valoraremos la “calidad” de la piel y el grado de flacidez de haya ya que si hay un importante exceso de piel, no serán los hilos tensores el tratamiento ideal y, quizás, sí un lifting quirúrgico.

Cuando buscamos rejuvenecer un rostro, es muy importante la valoración tridimensional para obtener un mejoramiento significativo. En medicina estética siempre se dice que las distintas técnicas se potencian entre sí, ya que cada una tiene efectos complementarios a las demás, de ahí la importancia de una valoración inicial por un médico experto para poder aconsejar el tratamiento más adecuado.

Y por último recordar la base de todo, sin la que ningún tratamiento de medicina estética hará el mismo efecto: la alimentación. Una correcta y saludable alimentación nos proporcionara los nutrientes necesarios para que nuestra piel tenga una buena “calidad” y aspecto así como para que nuestro organismo genere fibras elásticas y fibras de colágenos, aumente la regeneración celular…. En resumen para que nuestro cuerpo y, en concreto, nuestra piel rejuvenezca y tengan salud.

Medicina estética

Flacidez en brazos

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Una de las zonas más complicadas de tratar, a nivel corporal, son los brazos. Su cara interna tiene una piel fina, comparable al interno del muslo, y un músculo, en la mayoría de los casos, poco tonificado bien porque no se hace ejercicio o bien porque no se hace de una forma adecuada lo que va a provocar que, a partir de los 45.50 años, sea frecuente la flacidez.

[/squeeze_list]

Es muy importante seleccionar bien al paciente antes de empezar un tratamiento ya que de ello va a depender, en gran medida, el resultado del mismo. Brazos con mucha grasa o piel en exceso no serán buenos candidatos.

Cómo siempre en medicina estética, es aconsejable combinar más de una técnica para sumar resultados. En este caso, nuestro objetivo será la producción de colágeno para disminuir la flacidez y para ello usaremos: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Hilos tensores de polidioxanona, un material reabsorbible (se reabsorbe a los 6-8 meses) que va a inducir la producción de colágeno y aumentar la microcirculación.
  • Mesoterapia con Silicio orgánico o DMAE para, también, reafirmar. Es una técnica ampliamente contrastada y con resultado muy buenos.

[/fancy_list]

La realización de ambos es sencilla, rápida y prácticamente indolora. Se realiza de forma ambulatoria, pudiéndose reincorporar a la vida profesional o social de forma inmediata.

Se aconseja la aplicación, media hora antes del tratamiento, de una crema anestésica para hacer el tratamiento  más confortable

Los efectos secundarios son prácticamente nulos excepto la posible aparición de pequeños hematomas que desaparecen al cabo de pocos días.

El colágeno se empieza a formar en las semanas siguientes al tratamiento por lo que los efectos se empezaran a notar no antes de 2 meses.

Por otra parte, es fundamental que se tonifique el músculo con ejercicios específicos para ello y que la piel esté bien hidratada para así tener un mejor resultado final.

Y por último es, también, aconsejable tomar, a partir de los 45-50 años,  colágeno hidrolizado para proporcionar al organismo “el material” necesario para sintetizar su propio colágeno.

Antiaging, Medicina estética

Hilos tensores: Nuevo lifting no quirúrgico

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • El nuevo método de lifting no quirúrgico con hilos de polidioxanona está basado en la implantación de múltiples hilos que van a crear una red que actuara  como soporte de los tejidos.

[/squeeze_list]

La polidioxanona se desarrolla en 1970 como sutura quirúrgica (ampliamente usada en cirugía cardiaca y digestiva). Es un material, seguro, con bajo índice de efectos secundarios y reacciones alérgicas. Es reabsorbible, biocompatible y por su gran flexibilidad produce una leve reacción en los tejidos.

Su aplicación es sencilla, rápida y prácticamente indolora. Se realiza de forma ambulatoria, pudiéndose reincorporar a la vida profesional o social de forma inmediata.

Se aconseja la aplicación, media hora antes del tratamiento, de una crema anestésica para hacer el tratamiento  más confortable

Zonas de la cara donde se puede realizar: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Frente
  • Región zigomática
  • Región periocular
  • Surco nasogeniano
  • Zona supralabial (“código de barras”)
  • Arco mandibular
  • Región submentoniana

[/fancy_list]

Zonas del cuerpo donde se puede realizar: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Cuello
  • escote
  • Zona interior de los brazos
  • Abdomen
  • Zona interior de los muslos.
  • Glúteos

[/fancy_list]

Efectos del tratamiento: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Estimula la producción de colágeno, por lo que va a disminuir y prevenir la flacidez, definiendo  los contornos de la cara.
  • Aumento de la microcirculación, es decir aumento de los vasos sanguíneos, con  un mayor aporte de sangre a los tejidos y por tanto de oxigeno y nutrientes, lo que se va a traducir en una mayor luminosidad de la piel.

[/fancy_list]

Los hilos de polidioxanona se reabsorben a los 6-8 meses, periodo durante el cual producen sus efectos, siendo estos visibles en las primeras semanas después del tratamiento y,  máximos a los 2-3 meses de realizarlo.

Se puede citar al paciente para revisión al mes y, si fuera necesario, se puede retocar, colocando más hilos, en cualquier momento.

El resultado será más o menos duradero, según las características del paciente (edad, tipo de piel…) y del estilo de vida que lleve y haya llevado durante su vida (hidratación, alimentación, tabaco, estrés, sueño…).

Cómo digo siempre, la mal llamada medicina antienvejecimiento (ya que no lo evita, sino que lo enlentece) lo que hace es retrasar los síntomas y signos del envejecimiento pero para que esto sea posible, debemos ser constantes, teniendo un estilo de vida saludable (alimentación, ejercicio y buena gestión emocional), cuidando a diario nuestra piel (limpieza, hidratación, protección solar…) y realizando 2 ó 3 tratamientos médico estéticos al año, entre los que , sin duda, es aconsejable que estén, los hilos tensores.