Nutrición

Nuevas modas en nutrición

Cada vez es más frecuente que las personas hagan dietas, sin ningún consejo médico, donde se toman o se dejan de tomar, alimentos o incluso grupos de alimentos sin ningún criterio que avale tal decisión.

La mayor parte de ellas, se hacen con el objetivo de adelgazar y a este propósito, me gustaría precisar algunas cosas:

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Lo primero que tenemos que pensar es  que el problema de una persona con sobrepeso, y más con obesidad, no es el exceso de peso, si no la causa  que lo ha provocado y, por tanto, mientras no resolvamos esta, no habremos resuelto el problema.

[/squeeze_list]

Se engorda cuando las calorías ingeridas son más que las consumidas y aquí ya podemos entender que si yo elimino un alimento, pero no disminuyo la cantidad de calorías ingeridas o aumento las consumidas (haciendo más ejercicio), nunca adelgazaré.

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Los objetivos de la dieta serán pues dos: adelgazar y aprender nuevos y correctos hábitos para, una vez terminada la dieta, hacer una alimentación saludable y mantener el peso en el tiempo.
  • Una alimentación correcta significa, si no hay patología que lo contraindique, comer de todo limitando solo los alimentos ricos en grasas saturadas (alimentos precocinados, bollería industrial…), azucares refinados (dulces, bebidas azucaradas…) y el alcohol básicamente.
  • La dieta mediterránea debe ser la referencia para hacer una alimentación saludable: frutas, verduras, legumbres, pescado, aceite de oliva….son los alimentos que la componen.

[/fancy_list]

Algunas de las “nuevas modas” en alimentación son: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Eliminar los lácteos: Salvo que haya una intolerancia o alergia a alguno de los compuestos de los lácteos (lactosa, caseína…), no es aconsejable eliminarnos, ya que nos aportan proteínas de alto valor biológico, calcio…Si es aconsejable, tomarlos desnatados para disminuir el aporte calórico y de grasas saturadas.
  • Eliminar el gluten: El gluten, se encuentra en muchos cereales, por lo que eliminarlo, significa quitar de nuestra alimentación gran cantidad de alimentos como pan, pasta, carnes procesadas, productos marinados….lo que no sería correcto tanto desde el punto de vista físico como psicológico.
  • Hacer una alimentación macrobiótica, sin enjuiciar el componente espiritual  que conlleva, supone una ingesta reducida de proteínas, hierro y algo importantísimo como es el agua, lo que podría ocasionar anemia, hipoproteinemia y deshidratación.

[/fancy_list]

Como resumen, podemos decir que desde el punto de vista nutricional, no es correcto eliminar un alimento, y menos un grupo de alimentos, sin una causa que lo justifique, ya que cada uno de ellos nos aporta nutrientes importantes para mantener nuestra salud.

Nutrición

Desayuno saludable

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Siempre se ha dicho, que el desayuno es la comida más importante del día y así es. Debería aportarnos el 20-25% de la ingesta calórica diaria y los nutrientes necesarios para empezar bien el día.

[/squeeze_list]

Hablaremos de un desayuno para personas que tengan una actividad física media y no tengan ningún requerimiento especial, como puedan ser los deportistas o las personas con determinadas patologías.

Un desayuno saludable, debería estar compuesto por: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • TIEMPO”: Es el componente más importante. Sin él, el resto no existe. Sería suficiente con levantarnos 10 min antes para disfrutar de la primera comida del día.
  • Un lácteo: leche, yogur… Preferiblemente desnatados ya que los enteros, nos van a aportar solo más grasas, lo que significa más calorías de “mala calidad”.
  • Carbohidratos complejos: son los que nos van a dar la energía necesaria para afrontar las actividades diarias, ir a trabajar, al gimnasio, llevar los niños al colegio o realizar las tareas domésticas. Podrían ser el pan, cereales, galletas sencillas o incluso, saltuariamente, un bizcocho casero. Deberíamos evitar la bollería industrial ya que contienen muchas grasas saturadas, gran cantidad de azúcar, conservantes….

– La mejor opción, para seguir nuestra maravillosa dieta mediterránea, sería una tostada de pan con aceite de oliva y tomate. Si el pan es integral, tendremos un aporte de fibra muy aconsejable.

– Los cereales, son también una buena alternativa, siempre y cuando no tengan azucares y grasas añadidos, porque, si es así, se convierten en algo parecido a la bollería industrial.

Su ingrediente fundamental es uno o más granos de cereales, como trigo, maíz, arroz…Suelen estar enriquecidos con vitaminas y minerales.

Para hacer una elección saludable deberíamos, como siempre, leer el etiquetado nutricional y apostar por los que tienen menos azúcar, sal y grasas y más vitaminas y fibra.

-Bizcocho o galletas caseras pueden también ser una buena opción, de vez en cuando, para satisfacer nuestra “hambre psicológica”.

  • Fruta. Creo que es el momento perfecto para tomar 1 de las 3 raciones de fruta diaria que debemos, al menos,  consumir.

Podemos:

-Tomarla entera y así tendremos un mayor aporte de fibra y mayor sensación de saciedad al tener que masticar y hacer un proceso de digestión

– Añadir unos frutos secos o trocitos de fruta al yogur con cereales por ejemplo

-Zumo natural de un cítrico

-Un batido con leche o yogur y frutas…

  • Una pequeña ración de proteínas, como jamón de York, Serrano, atún en conserva o  queso fresco por ejemplo
  • Café o el té, son suaves estimulantes que, si no hay patología que lo contraindique, nos pueden ayudar a empezar el día con más energía.

[/fancy_list]

Dicho todo esto, parece que el desayuno se transforma en una comida pantagruélica y nada más lejos de la realidad. La cantidad de cada uno de estos grupos de alimentos, será acorde a la actividad física que desarrollemos a lo largo del día.

Solo 2 palabras para recordar la importancia del desayuno también en los niños ya que es importante “per se” y también porque, los primeros años, son el momento perfecto para crear el hábito del desayuno.