Bienvenidos al blog, Nutrición

¿Por qué engordamos en vacaciones?

¿Por qué aumentamos de peso durante el verano?

Durante el verano se suele perder la rutina relajándose los “buenos hábitos”  (hacer 5 comidas, beber abundante agua, tomar fruta y verdura….hacer ejercicio, respetar las horas de sueño….) y haciendo que comamos algo más y/o hagamos algo menos de ejercicio lo que hará que el aumento de algún “kilillo” este asegurado.

¿Cuál es la media de  kilos que solemos ganar durante las vacaciones?

Podríamos decir que un aumento de 1-2 kg entra  dentro de lo “normal” y lo que por cierto creo que no necesariamente sea malo ya que también relajarnos”nutricionalmente hablando” en vacaciones contribuye a cargar las pilas y poder hacer una alimentación saludable los 11 meses del año restantes.

¿Qué “tips” alimenticios aconsejan como expertos en nutrición? 

  • 5 comidas/día siguiendo la Cronobiología de la nutrición que aconseja tomar los carbohidratos en la primera parte del día (pan, cereales…en el desayuno, pasta, arroz, patatas…en la comida) y proteínas en la segunda mitad (carne, pescado, huevos…en la cena) con verdura en las dos comidas principales y la fruta fuera de las comidas.
  • 2-3 frutas /día
  • 2 litros de agua/día
  • Si comes “más”, cena “menos” o date un paseíto.
  • Aconsejo tomar todos los días unas nueces, una copita de vino tinto, un té verde y un trocito de chocolate negro para tener una buen suplementación de antioxidantes que neutralicen gran parte de los radicales libres que producimos con el estrés, dormir poco o comer mal.

Alimentos que debemos de incluir en nuestra dieta y alimentos que debemos de evitar. ¿Cómo influye cada uno en nuestro cuerpo?

No hay alimentos buenos ni malos, que adelgacen o que engorden…Una alimentación saludable, en ausencia de patología, debe contener todos los grupos de alimentos en la proporción adecuada. Obviamente algunos ricos en grasas, azucares…deberán limitarse pero no creo que sea “saludable” evitarlos por completo  ya que aunque sino no son buenos para la “salud física” si lo son para la “salud psicológica” y ambas están íntimamente unidas.  Tomar un día una tarta de chocolate, una copa o unos choricitos en una barbacoa va a contribuir a tener una buena gestión emocional y una saludable relación con la comida.

¿Por qué no debemos de optar por las dietas milagro?

Las dietas milagro no solamente no nos van a solucionar el problema del sobrepeso sino que es muy probable que nos ocasionen otros que, incluso, pueden ser muy graves para nuestra salud.

Los objetivos de toda dieta debería ser dos: perder peso y hacer pequeños o grandes cambios para adquirir hábitos saludables que nos harán mantener la pérdida de peso y contribuyan a enlentecer nuestro envejecimiento y a prevenir una gran cantidad de enfermedades.

¿Qué tipo de hábitos saludables y consejos debemos de tener en cuenta postvacaciones que nos ayuden a perder esos kilos de más? 

Lo más importante es que igual que volvemos a madrugar, ir a trabajar….volvamos a nuestros hábitos (siempre y cuando estos sean saludables)  inmediatamente después de que las vacaciones hayan terminado.

  • Realizar un ejercicio físico regular y de acuerdo a nuestro entrenamiento y a nuestras condiciones físicas
  • Seguir una alimentación saludable teniendo como referencia nuestra maravillosa Dieta Mediterránea (Patrimonio de la Humanidad)
  • Dormir las horas necesarias para tener un buen descanso.
  • Tener una buena gestión emocional controlando el estrés, fomentando las relaciones personales, disfrutando del tiempo libre….

¿Qué tiempo debemos tomarnos para conseguir nuestro reto?

Creo que en 1-2 semanas de tener cuidado con lo que comemos y hacer ejercicio deberían ser suficientes para borrar “los efectos secundarios” de unas magníficas vacaciones.

Bienvenidos al blog, Medicina estética

Obesidad localizada

En tiempos remotos, el exceso de grasa corporal era signo de prosperidad y salud ya que la mayoría de la población estaba sometida a restricción calórica por falta de alimentos, guerras… hoy en día por estudios que demuestran que a mayor cantidad de grasa, menos salud y por la difusión en medios de comunicación de modelos, muchas veces, demasiado delgados no nos gustan los acúmulos de grasa, a veces localizados, a veces generalizados (sobrepeso u obesidad)

El tejido graso es un órgano de reserva energética. La energía que no usamos, la acumulamos en forma de grasa en los adipocitos (células del tejido graso).

Existen algunas diferencias entre la grasa de los hombres y las mujeres. En las mujeres los adipocitos de la región glútea son de mayor tamaño, predomina en la mitad inferior del cuerpo…mientras que en los hombres es más abundante en el  abdomen.

  • La adiposidad localizada u “obesidad” localizada son depósitos de tejido adiposo localizados a nivel superficial en tronco, extremidades…se pueden ver  en sujetos delgados o en normopeso y no responden a dieta ni ejercicio físico por lo que su tratamiento debe ser localizado.

Clasificación 

  • Adiposidad hiperplasia cuando aumenta el número de células adiposas. Se asocia a embarazo, menopausia…
  • Adiposidad hipertrófica cuando aumenta el tamaño de las células adiposas. Se produce fundamentalmente en el sobrepeso y la obesidad

Diagnóstico

Lo más importante es diferenciar el sobrepeso o la “obesidad generalizada” de la “obesidad localizada” y es obvio que lo podemos hacer por la existencia de un exceso de peso en relación a la altura y constitución del paciente así como por las medidas antropométricas (perímetro de la cintura, brazo, pliegues…) del paciente.

Tratamiento

Es siempre importante, cuando realizamos un tratamiento de obesidad localizada, aconsejar una alimentación saludable así como la práctica habitual de ejercicio físico.

Son muchos los tratamientos que podemos encontrar para este tipo de patología (carboxiterapia, láseres…) pero me quiero centrar en una técnica sencilla, eficaz, barata…la mesoterapia.

Como digo a mis pacientes…llevo más de 30 años haciendo mesoterapia y no fui de los primeros médicos en hacerla. Esto quiere decir que si una técnica lleva tantos años haciéndose, sigue estado presente en los congresos….es porque funciona.

La mesoterapia es una técnica para administrar un fármaco, es decir es una jeringa y una aguja de 4 m y según lo que queramos tratar, cargaremos la jeringa con  unos u otros fármacos.

En el caso de la “obesidad localizada” podremos usar:

  • Fármacos alopáticos: Son los “fármacos normales”.
  • Fármacos homeopáticos.

Con los fármacos seleccionados iremos pinchando la zona a tratar.

El tratamiento es muy rápido y prácticamente indoloro ya que la aguja es muy fina y corta y previamente se aplica frio en spray para hacerlo más confortable.

Es aconsejable hacer 1 sesión a la semana. El número de sesiones dependerá del grado de obesidad localizada.

Por mi experiencia puedo decir que es una técnica que funciona para el tratamiento de la obesidad localizada así como para otras patologías.

Antiaging, Bienvenidos al blog

Envejecimiento y deporte

Siempre hemos dicho que el deporte enlentece el envejecimiento al ser, junto con la alimentación y una buena gestión emocional, uno de los pilares del estilo de vida saludable,  pero esto puede no ser así, si deporte va unido a polución, exposición a rayos solares o no está hecho de acuerdo a nuestra condición física y entrenamiento entre otras muchas cosas.

El envejecimiento viene determinado en un 35% aproximadamente por factores genéticos y un 65% por factores externos como alimentación, estrés, actividad física, sueño, tabaco…

Entre los múltiples beneficios del deporte está:

  • Contribuir al control del peso
  • Disminución de la grasa
  • Aumento de la fuerza muscular, la flexibilidad y la densidad ósea
  • Mejora de la ventilación pulmonar
  • Disminuye  la frecuencia cardiaca
  • Mejora la autoestima, el insomnio, el estrés o la ansiedad.

¿Cuál son los factores externos que aceleran nuestro envejecimiento? 

  • Radicales libres.

Estos se producen en nuestro organismo cuando el entrenamiento es excesivo y esto dependerá, obviamente, de nuestra forma física y nuestro nivel de entrenamiento. Lo que para una persona puede ser dar un paseo para otra, no entrenada, puede suponer un esfuerzo si su vida es muy sedentaria, por lo que es importante y necesario hacer ejercicio pero “razonable”, progresivo y dirigido por un profesional para evitar efectos no deseados de su práctica.

  • Rayos solares 

Los deportes al aire libre son muy beneficiosos, sobre todo a nivel psicológico, pero añaden un factor negativo, si no se controla, como es la excesiva exposición a los rayos solares que producirán un aumento de los radicales libres en nuestro organismo además de efectos negativos en la piel como son arrugas, manchas e incluso, si es muy prolongada y hay una predisposición genética, tumores como el melanoma.

  • Polución

Cuando el aire libre está contaminado por los coches, industrias…vamos a respirar sustancias nocivas para nuestra salud y nuestra piel va a estar en contacto con ellas

  • Sustancias químicas

Cuando los deportes son de agua, sobre todo en piscina, estaremos en contacto con sustancias de desinfección que pueden provocar sequedad, descamación o incluso dermatitis en nuestra piel.

¿Qué podemos hacer para minimizar estos daños? 

  • En primer lugar, como ya hemos dicho hacer un ejercicio saludable evitando un entrenamiento excesivo para nuestro organismo.
  • Evitar las horas centrales del día, sobre todo en verano, para realizar deporte al aire libre
  • Usar una correcta protección solar en todas las zonas expuestas al sol
  • Aplicando antes y después de nadar sustancias protectoras para la piel.
  • Hacer una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.
  • Tomar alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras…e incluso, bajo prescripción médica, una suplementación si fuera necesaria
  • Hidratar bien la piel y aportarle antioxidantes con cremas adecuadas
  • Hacer que el deporte sea placentero para tener una gran suplementación “extra” de antioxidantes.