Nutrición

Sobrepeso y obesidad

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad, como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

[/squeeze_list]

El índice de masa corporal (IMC), es una indicación simple de la relación entre el peso y la talla del individuo. .. Se considera sobrepeso si éste es superior a 25 y obesidad si está por encima de 30, aunque según mi parecer, tiene unos límites como es que no tiene en cuenta la edad, la constitución o la masa muscular, entre otros, de cada persona.

Las causas, que provocan el sobrepeso o la obesidad, son múltiples: genéticas, metabólicas, socioeconómicas, psicológicas…pero en último lugar y con influencia de todas las anteriores la causa fundamental  es un desequilibrio entre el ingreso y el gasto de calorías, ósea que hay “más entradas que salidas” .Podríamos compararlo a la cuenta bancaría, donde tenemos que hacer cuentas  tanto con lo que entra, como con lo que sale para que las “cuentas nos cuadren”.

En los últimos años se ha ido modificando nuestra alimentación tradicional, con una tendencia al aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas y azúcares y la tendencia a la disminución de la actividad física también contribuyen a ello. Hemos pasada de nuestra famosa y admirada Dieta Mediterránea, a la comida rápida.

El sobrepeso y la obesidad tienen graves consecuencias para la salud. El riesgo aumenta progresivamente a medida que lo hace el IMC.

Son múltiples las enfermedades cuya aparición, evolución y pronóstico se ven influenciadas: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Cardiovasculares (especialmente las cardiopatías y los accidentes vasculares cerebrales), que ya constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17 millones de muertes anuales.
  • La diabetes, que se ha transformado rápidamente en una epidemia mundial.
  • Las enfermedades del aparato locomotor, y en particular la artrosis.
  • Algunos cánceres como el de endometrio, mama y colon.

[/fancy_list]

Una mención aparte requiere la obesidad infantil: Tanto en Europa como en Estados Unidos, desde los años noventa hasta hoy, la incidencia de la obesidad infantil se ha duplicado. España se ha convertido en el cuarto país de la Unión Europea con mayor número de niños con problemas de sobrepeso, presentando un cuadro de obesidad en un 16,1% entre menores de 6 a 12 años de edad, superado apenas por los datos de Italia, Malta y Grecia. Un hecho alarmante en una sociedad que lleva en su «currículo» una de las mejores dietas alimentares del mundo: la dieta mediterránea, y en el cual hace solo cinco años presentaba apenas un 5% de menores obesos.

La probabilidad, que un niño sea obeso, siéndolo sus padres, es 10 veces superior a la del niño cuyos padres están en peso forma.

Tratamiento Integral de la Obesidad[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

La pérdida de peso, debe ser gradual y encaminada a evitar su recuperación, por lo que es tan importante perder peso, como cambiar los hábitos erróneos para luego poder mantenerlo  con facilidad.

  • Las dietas deben adecuarse lo máximo posible a cada paciente, a su estilo de vida, a sus gustos y a su presupuesto. Debe ser flexible a la vez que eficaz. “La dieta se debe adaptar a la vida y no la vida a la dieta”.
  • La actividad física es fundamental no solo en el tratamiento de la obesidad, sino también porque debe formar parte de nuestro estilo de vida. Incrementa el consumo de energía y reduce el riesgo de enfermedades asociadas. Aumenta la autoestima, ayuda a combatir el estrés y mejora el estado de ánimo. Es el “mejor ansiolítico” que existe. Debe ser controlada y progresiva.
  • La modificación del  estilo de vida, forma parte del tratamiento a largo plazo de una enfermedad crónica, como lo es la obesidad. Los cambios no deben provocar ni rechazo ni dificultad, han de ser lo más atractivos posibles y deben recordar constantemente sus ventajas. Normalmente estos cambios, no son tan drásticos como la gente cree. Con pequeñas modificaciones se consiguen muy buenos resultados. Les pongo un ejemplo: Si yo pongo una cucharadita de azúcar en el café, tomo 3 cafés al día, estaré asumiendo 1095 cucharitas de azúcar al año. Una cucharadita son 5 gr de azúcar, cada gramo tiene 4 kcal, ósea que una cucharadita tiene 20 kcal. Multiplicadas por 1095, son 21.900 kcal, que divididas por 9 kcal que tiene un gr de grasa, nos da 2433 gr. Quiere decir que si yo cambio la cucharadita de azúcar por sacarina, me estoy evitando engordar casi 2.5 kg al año. Increíble, ¿verdad?. Y como este ejemplo, podríamos poner muchos otros: leche y lácteos descremado, bebidas light…..

[/fancy_list]

Niños, Nutrición

Prevención de la Obesidad Infantil

Estrategia NAOS

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • España es el país con mayor prevalencia de Obesidad infantil de la Unión Europea, con un aumento de la misma, en los últimos 20 años, más rápido que el de, incluso, EEUU. Este incremento hizo desarrollar en 2005 al Ministerio de Sanidad y Consumo la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad física y prevención de la Obesidad) cuyo objetivo fundamental es sensibilizar a la población del riesgo que representa la obesidad para la salud y crear e impulsar iniciativas para impulsar de hábitos saludables.

[/squeeze_list]

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados y, sin duda, la obesidad y el sedentarismo son dos de los factores de riesgo más importantes que los provocan. Se ha comprobado que el sedentarismo provoca más muertes que el tabaquismo, lo cual demuestra la importancia de la práctica de actividad física. Actualmente en España, el 44% de la población no realiza ningún tipo de actividad física.

La eficacia de la prevención de la obesidad depende del diagnóstico precoz y de la implementación de programas educativos desde los primeros años de vida. Solo un dato: aumentar la actividad física en 60 min semanales ha demostrado reducir en un 4.8% la probabilidad de padecer obesidad.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños practiquen, al menos, 60 min diarios de actividad física, lo que, si lo pensamos bien, no supone tanto ya que entre actividades extraescolares, recreos, parque…es fácil de conseguir.

Algunos consejos: [fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • Amamantar se ha demostrado que disminuye el riesgo de que el niño padezca obesidad.
  • Hacer que el “momento comida” sea agradable, evitando regañinas, prisas…el niño debe aprender a tener una buena relación con la comida.
  • Hacer un buen desayuno es fundamental. Cereales, un lácteo y fruta es un desayuno perfecto. Si es necesario, despertar al niño 10 minutos antes para que el desayuno se haga con tranquilidad.
  • Acostumbrar a los niños desde pequeños a que tomen fruta y verdura. Este fue el motivo que me impulso a escribir “!Qué divertido es comer fruta!”, álbum ilustrado donde, mediante los colores de las frutas, se anima a los pequeños a tomar este alimento tan importante
  • Evitar el picoteo
  • Evitar los alimentos precocinados, bollería industrial…
  • Limitar el tiempo dedicado a actividades sedentarias (TV, ordenador, videojuegos…)
  • Promover la actividad física cuotidiana como andar, bicicleta, patines, parque, actividades extraescolares como baile, futbol, tenis, pádel….

[/fancy_list]

En resumen, es importantísimo que para prevenir la obesidad, tanto infantil como del adulto, llevemos un estilo de vida saludable con actividad física diaria y una Dieta Mediterránea rica y saludable.

Niños, Nutrición

Contra la obesidad…¡Qué divertido es comer fruta!

[squeeze_list style=»arrow_list»]

  • Entrevista de la sociedad española de dietética y Ciencias de la alimentación (Sedca)

[/squeeze_list]

[fancy_list style=»arrow_list» variation=»teal»]

  • ¿Cómo influirá  la obesidad infantil en la edad adulta de los niños que la padecen?

La obesidad infantil, es uno de los graves problemas de salud pública a los que nos enfrentamos actualmente. Un niño con sobrepeso u obesidad, tiene mayor probabilidad de serlo también en la edad adulta que uno que no lo padece y de presentar con ello todas las enfermedades asociadas.

  • La obesidad infantil está también aumentando en los países con malnutrición. ¿Cómo es posible?

Es debido, a una malnutrición en el periodo prenatal, durante la lactancia y primera infancia, para luego pasar a una alimentación rica en grasas, calorías y pobre en nutrientes esenciales que junto con una escasa actividad física hará que el niño empiece a ganar peso de forma inadecuada.

  •  ¿Cuáles son las recomendaciones generales que hace la OMS para prevenir la obesidad infantil?

Las normas básicas que da son:

  • Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos.
  • Reducir los carbohidratos simples
  • Reducir las grasas, sustituyendo las saturadas por insaturadas
  • Realizar actividad física diariamente

 

  • ¿Cuál es el consejo que daría a los padres para que hagan que sus hijos lleven una vida saludable?

Sin duda, lo más importante es tener presente que los niños aprenden, fundamentalmente, por imitación, por lo que si los padres hacemos ejercicio, tenemos una vida activa y comemos bien, ellos también lo harán. Creo que sirve  de poco decirle a un niño que tiene que tomar fruta, si nosotros no la tomamos o decirle que deje el videojuego, si nosotros no soltamos el mando de la televisión.

libro

En los casi 30años que llevo ejerciendo la medicina, he visto como se agravaba el problema de la obesidad infantil por una mala alimentación y por la vida, cada vez más sedentaria, que llevan nuestros niños. Creo que una de las mejores maneras para que los niños aprendan es mediante el juego y  este cuento pretende animarles a que tomen  fruta y hagan actividad física de una forma divertida.

  • ¿Cuál es la “trama” del cuento?

Las protagonistas, mis hijas Carlota y Clara, deciden hacen un juego: cada día de la semana elegirán un color y una fruta de esa tonalidad, se inventaran una pequeña historia con ella y la tomaran para merendar.

En cada historia, está presente la actividad física: correr, jugar, bailar, saltar… ¿Por qué es tan importante el consumo de frutas y verduras en los niños?

Un consumo insuficiente de fruta y verdura, está íntimamente ligado a un aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, algunos cánceres, diabetes…La adquisición de unos hábitos saludables en la infancia, hará, con mucha probabilidad, que estos se mantengan en la edad adulta y con ello la disminución de la morbi/mortalidad.

 

  • ¿Qué actividades piensan organizar para hacer que “Qué divertido es comer fruta” cumpla sus objetivos?

Tenemos idea de hacer muchas, algunas ya se han iniciado, como cuentacuentos en librerías y colegios, charlas para padres, cursos de cocina con fruta para niños…

[/fancy_list]