Niños, Nutrición

Prevención de la Obesidad Infantil

Estrategia NAOS

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • España es el país con mayor prevalencia de Obesidad infantil de la Unión Europea, con un aumento de la misma, en los últimos 20 años, más rápido que el de, incluso, EEUU. Este incremento hizo desarrollar en 2005 al Ministerio de Sanidad y Consumo la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad física y prevención de la Obesidad) cuyo objetivo fundamental es sensibilizar a la población del riesgo que representa la obesidad para la salud y crear e impulsar iniciativas para impulsar de hábitos saludables.

[/squeeze_list]

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados y, sin duda, la obesidad y el sedentarismo son dos de los factores de riesgo más importantes que los provocan. Se ha comprobado que el sedentarismo provoca más muertes que el tabaquismo, lo cual demuestra la importancia de la práctica de actividad física. Actualmente en España, el 44% de la población no realiza ningún tipo de actividad física.

La eficacia de la prevención de la obesidad depende del diagnóstico precoz y de la implementación de programas educativos desde los primeros años de vida. Solo un dato: aumentar la actividad física en 60 min semanales ha demostrado reducir en un 4.8% la probabilidad de padecer obesidad.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los niños practiquen, al menos, 60 min diarios de actividad física, lo que, si lo pensamos bien, no supone tanto ya que entre actividades extraescolares, recreos, parque…es fácil de conseguir.

Algunos consejos: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Amamantar se ha demostrado que disminuye el riesgo de que el niño padezca obesidad.
  • Hacer que el “momento comida” sea agradable, evitando regañinas, prisas…el niño debe aprender a tener una buena relación con la comida.
  • Hacer un buen desayuno es fundamental. Cereales, un lácteo y fruta es un desayuno perfecto. Si es necesario, despertar al niño 10 minutos antes para que el desayuno se haga con tranquilidad.
  • Acostumbrar a los niños desde pequeños a que tomen fruta y verdura. Este fue el motivo que me impulso a escribir “!Qué divertido es comer fruta!”, álbum ilustrado donde, mediante los colores de las frutas, se anima a los pequeños a tomar este alimento tan importante
  • Evitar el picoteo
  • Evitar los alimentos precocinados, bollería industrial…
  • Limitar el tiempo dedicado a actividades sedentarias (TV, ordenador, videojuegos…)
  • Promover la actividad física cuotidiana como andar, bicicleta, patines, parque, actividades extraescolares como baile, futbol, tenis, pádel….

[/fancy_list]

En resumen, es importantísimo que para prevenir la obesidad, tanto infantil como del adulto, llevemos un estilo de vida saludable con actividad física diaria y una Dieta Mediterránea rica y saludable.

Salud Corporativa

Consejos para la salud de los trabajadores

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La Organización Mundial de la Salud, define la salud como el estado de bienestar físico, psíquico y social de un individuo y no solamente la ausencia de enfermedad, lo que nos va a dar las pautas para establecer conductas saludables y evitar hábitos nocivos y , entre otros, el ambiente laboral es un lugar idóneo para hacerlo.

[/squeeze_list]

Algunos consejos para ello: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Trastornos musculo-esqueléticos por manejo inadecuado de cargas, movimientos repetitivos, posturas forzadas…Son la primera cauda de enfermedad profesional en España. Es imprescindible una buena formación, para evitarlos.
  • Evita el tabaco: es el causante del 80% de los canceres de pulmón, de más del 30% de las enfermedades coronarias, del envejecimiento de la piel….
  • Evita o limita el alcohol: junto con el tabaco, es un hábito nocivo para la salud. Puede ser causa de accidentes laborales y de tráfico.
  • Alimentación: es uno de los pilares de la salud y por lo tanto, fundamental en la prevención de enfermedades. La hipertensión, la diabetes, el cáncer de colon, hipercolesterolemia…son solo algunas de las muchas que se pueden evitar o controlar comiendo de una forma correcta.
  • Sueño: Nuestro organismo necesita dormir para recuperarse. Es importante el número de horas que durmamos, así como la calidad del mismo. Trastornos del sueño, pueden ser causa de baja concentración con la consiguiente disminución de rendimiento y el aumento del riesgo de sufrir accidentes laborales de mayor o menos entidad.
  • Actividad física: importantísima para nuestra salud física y mental. Debe ser adecuado a nuestra condición física y nuestro entrenamiento, regular y controlado
  • Estrés: Un estado de tensión físico y emocional, puede ser causa de enfermedades físicas (hipertensión, ulceras, colon irritable, cefaleas…) y psicológicas (depresión, tabaquismo o alcoholismo, depresión, dificultad de concentración…).
  • Ruido de mayor o menos intensidad que se producen de forma más o menos repetitiva y que pueden ser causa de  pérdida de audición, estrés, falta de concentración…
  • Salud bucodental: una correcta higiene bucal, va a prevenir caries e infecciones, mejora la estética…Es un importante indicador del nivel de educación sanitario de un país.
  • Correcta posición de la pantalla del ordenador: evita fatiga física, psíquica y visual.
  • Una posición correcta a la hora de sentarnos,  evitará contracturas, dolores de espalda y cuellos, molestias en el brazo por el uso del ratón….
  • Riesgo  por descargar eléctricas o por el uso de sustancias químicas o biológicas…

[/fancy_list]

Por todo lo anterior, podemos decir que son muy importantes, y rentables, los programas de salud corporativa que ponen en marcha las empresas, para que sus empleados trabajen en condiciones adecuadas y con ello  aumente la productividad de los mismos y disminuyan las bajas laborales.