Nutrición

Algunas preguntas sobre los alimentos congelados

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • ¿Es lo mismo la congelación que la ultracongelación?.

En realidad es el mismo proceso pero con diferentes tiempos. La ultracongelación no debe superar las 4 horas en llegar a los -18·. Podríamos decir que en casa, congelamos y que  la industria, ultracongela.

  • ¿Qué es la ultracongelación?

Es un proceso de congelación rápido. Es una de las técnicas de conservación de los alimentos más usadas y seguras.

  • ¿Qué ventajas tiene el consumo de alimentos ultracongelados frente a los frescos?

Los alimentos frescos, sin duda,  serían la mejor opción, siempre y cuando los pudiéramos consumir inmediatamente después de haberlos pescado, recogido…., pero esto no es lo que suele pasar. La fruta, por ejemplo,  la compramos después de semanas e incluso meses de que haya sido recolectada y se pasa varios días en nuestra nevera hasta que la consumimos. La  ultracongelación es el método de conservación por frío que provoca menos alteraciones en el valor nutricional y en las características organolépticas (sabor, aroma, textura) del producto. Entre unas espinacas recolectadas hace una semana o ultracongeladas, me quedo con las últimas.

  • Hoy en día podemos encontrar todo tipo de alimentos ultracongelados como pescados, carnes rellenas… A la hora de hacer la compra: ¿conviene ser selectivo si se va a optar por estos productos y dejar siempre un hueco para los frescos? En caso afirmativo, ¿cuáles?

Si tenemos problemas de tiempo, y de forma ocasional, podemos optar por algún plato precocinado (más ricos en grasas y sal que los cocinados en casa), pero elegir, por ejemplo frutas y verduras frescas para “mejorar” el valor nutricional de nuestra aliemntación.

  • ¿Cómo se puede preparar un menú a base de productos ultracongelados y que, además, sea saludable?

Hay que diferenciar los alimentos precocinados ultracongelados de los crudos ultracongelados. Podemos comprar alimentos crudos ultracongelados (verduras, algunos mariscos, pescado…) y cocínandolos  nosotros  conseguir un plato saludable.

  • Dado que no se elaboran en casa y, por tanto, se desconoce si no se lee previamente los ingredientes que poseen, ¿pueden llevar más grasa, sal o colesterol que los caseros?

Si, sin duda,  siempre y cuando sean alimentos precocinados.

  • ¿Cómo debe llevarse a cabo el proceso de descongelación para que el producto no se deteriore?

Lentamente en el frigorífico o si se tiene prisa, se puede cocinar sin descongelar (por ejemplo la verdura).

  • ¿Su manipulación y/o conservación requieren de algún cuidado especial?

Las fluctuaciones de temperatura en el almacenamiento y transporte, como así también las que ocurren en los puntos de venta, son inevitables por razones técnicas. Las mismas son tolerables siempre y cuando no perjudiquen la calidad de los alimentos, lo cual debe  garantizarse mediante correctas prácticas de conservación y distribución, teniendo en cuenta el nivel de rotación de las existencias. Cuando compremos alimentos congelados, observaremos que el envoltorio esté intacto y que el producto no esté blando ni apelmazado, pues esto significaría que se ha roto la cadena del frio

[/fancy_list]

Cómo resumen:

En una alimentación saludable, caben perfectamente los alimentos congelados o ultracongelados, pero no son aconsejables, salvo de manera muy puntual, los precocinados  tanto si son ultracongelados, como frescos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *