consejos adelgazar
Nutrición

Consejos para adelgazar

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Cuando el problema son 2 ó 3 kg, es cierto que con comer un poquito menos y hacer un poquito más de ejercicio conseguiremos adelgazar.

[/squeeze_list]

En esto se basa mi teoría de “los itos” que quiere decir que cuidado con todo lo que termina en ito cuando se trata de comer y bienvenidas sean todas las cosas que terminan en ito cuando se trata de hacer cualquier actividad física.

Me explico: a la hora de comer no solemos tener en cuenta pequeñas ingestas que frecuentemente hacemos todos los días e incluso varias veces al día, por ejemplo: una cucharadita de azúcar, un trocito de pan, una galletita, un bomboncito, una rodajita….y así hasta un infinito que si sumamos todas las calorías que nos suponen nos daremos cuenta de lo que significa al final del día.

Del mismo modo, podemos hacer pequeños consumos calóricos realizando actividades cotidianas que nos supondrán también muchas calorías al final del día. Por ejemplo, subir las escaleritas, dar un paseíto, etc. Si comemos unas calorías menos y gastamos unas calorías más todos los días os aseguro que, y son matemáticas, nos supondrán muchos kilos al final del año.

[fancy_header variation=”teal”]Hábitos saludables[/fancy_header]

Además de esto, podemos adquirir unos hábitos muy sencillos con los que también estaremos ahorrando calorías y ganando en salud, como son:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Tomar los lácteos desnatados. La grasa animal no nos aporta ningún beneficio, pero si muchas calorías.
  • Si tomamos algún refresco que sea light. Nos ahorraremos mucho azúcar y, por lo tanto, muchas calorías. Además nuestro páncreas nos lo agradecerá.
  • No tomaremos habitualmente postre. Son calorías innecesarias si nos acostumbramos a terminar la comida con un café o una infusión.
  • Dosificar la cantidad de aceite al cocinar o aliñar. Cada gramo de grasa, y el aceite es una de ellas, tiene 9 kcal por gramo.
  • Reducir el consumo de alcohol y si nos tomamos una copa que sea de un buen vino tinto lleno de antioxidantes.
  • Usar sacarina o aspartamo para edulcorar. Al principio nos sabrá algo “raro” pero en muy poco tiempo nos habremos acostumbrado.
  • Hacer siempre cinco comidas al día. Saltar una comida, significa comer muchas más calorías de las ahorradas en la siguiente.
  • Beber dos litros de agua al día durante las comidas y fuera de ellas. Primero para que nuestro cuerpo funcione bien y después nos ayudará a hacer mejor la digestión y a saciarnos.
  • Comer lentamente. Las señales necesarias para que el cerebro nos diga que no necesitamos comer más llegarán antes y además de ahorrarnos muchas calorías en cada comida no tendremos somnolencia, pesadez, etc., después de comer.
  • Quitar la grasa a los alimentos (cuando se pueda): la piel del pollo, “el gordo” del jamón, la grasa que se queda encima del caldo cuando se enfría, etc.

[/fancy_list]

Estos hábitos nos proporcionaran fundamentalmente salud y si además adelgazamos, más salud todavía.