Medicina estética

El pelo en primavera

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La primavera conlleva cambios en la temperatura, en la atmósfera…y también en nuestro pelo. Un ligero aumento de la caída del pelo es fisiológico tanto en primavera como en otoño, pero si esto se acentúa, tendremos que ver cual son las causas.

[/squeeze_list]

Perder entre 50 y 100 cabellos al día, es normal. En algunos animales este ciclo está sincronizado, estando todos los pelos en la misma etapa de crecimiento o caída pero en el hombre esto no es así y por esto mientras que unos caen, otros crecen.

Son muchas las causas que pueden acelerar el deterioro y caída del cabello: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Tinte: el uso frecuente de sustancias químicas, estropea el pelo aunque no suele ser causa de caída
  • Secadores y planchas al someter al pelo a altas temperaturas
  • Anemia ferropénica: la falta de hierro, es una causa frecuente de aumento en la caída  del pelo
  • Exposición al sol, cloro…a los que estamos expuestos en verano
  • Alimentación inadecuada con poco aporte vitamínico
  • Uso prolongado de extensiones, gomas…que crean tensión en el pelo.
  • Estrés, alcohol, tabaco…
  • Menopausia

[/fancy_list]

¿Cómo podemos cuidar nuestro cabello? [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • La alimentación, como en todo lo relacionado con la salud, es importantísima. Una dieta rica en frutas, verduras, carne…nos va a aportar todo lo necesario para que nuestro pelo este sano.
  • Evitar, y no solo por el pelo, las dietas “milagro”. Van a producir unos desequilibrios en nuestro organismo que podrán, entre otras cosas, aumentar la caída del pelo.
  • Evitar tratamientos agresivos si el pelo es fino y tiene tendencia a caerse. Las permanentes, extensiones, tintes…son muy dañinas.
  • Usar champús adecuados a cada tipo de pelo.
  • Hidratarlo con frecuencia.
  • Evitar o limitar la exposición al sol mediante el uso de sombreros.
  • Evitar o limitar el uso de planchas o secadores por las altas temperaturas a las que se somete el pelo.
  • Siempre bajo consejo médico, se puede tomar una suplementación a base de vitaminas y minerales así como recurrir a la aplicación de lociones tópicas, tipo el minoxidil, para fortalecer el pelo y evitar o enlentecer su caída.
  • El plasma rico en factores de crecimiento, es un tratamiento médico muy apropiado para el pelo débil y cuando la caída empieza a ser más pronunciada tanto en hombres como en mujeres. Se realizan 3 sesiones con un mes de distancia entre ellas, viéndose los resultados en un corto periodo de tiempo.

[/fancy_list]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *