Antiaging, Medicina estética

Envejecimiento activo

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • A finales de los años 90, la Organización Mundial de la Salud creo el término Envejecimiento Activo para definir “el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen”. Un término necesario, dado los grandes cambios que han experimentado las personas mayores en el último siglo. La esperanza de vida, en los países occidentales, ha aumentado de forma muy significativa, gracias a los avances médicos y tecnológicos, al mayor acceso de la población a la sanidad pública, al cambio de hábitos nutricionales y de estilo de vida…Cómo ejemplo, basta decir que la esperanza de vida en tan solo 20 años (entre 1992 y 2013), según el Instituto Nacional de Estadística, ha pasado de 73.9 a 80.0 años en los hombres y de 81.2 a 85.6  en las mujeres.

[/squeeze_list]

Podemos decir, que con la jubilación empieza un periodo en que los cambios que se producen en la vida, pueden ser muy positivos, se pueden empezar nuevos proyectos, cuidar la salud física, disfrutar de iniciativas que hasta entonces, por falta de tiempo, no se podían haber hecho…en definitiva, vivir un periodo de independencia según las preferencias personales alejado de la dependencia que durante la edad adulta se tiene por el trabajo, la familia….

¿Cómo podemos mejorar nuestro envejecimiento?. [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Desarrollar, si no se tenían, unos hábitos de vida saludables:
  • Comer de forma variada, rica y saludable, siguiendo las pautas que nos aconseja nuestra famosa Dieta Mediterránea
  • Llevar una vida activa: andar, subir escaleras…y hacer un ejercicio físico que sea apropiado a las condiciones físicas y al entrenamiento de cada persona y, lo que es muy importante, que sea divertido, ameno… me nos guste para que además de ser bueno para la salud física, lo sea , también, para la salud psicológica.
  • Cuidar la parte psicológica, fomentando la autoestima y la participación en actividades sociales como voluntariado, cursos de crecimiento  personal, formación educativa…
  • Manteniendo unas relaciones familiares enriquecedoras, cuidando por ejemplo, a tiempo parcial de los nietos.
  • Manteniendo el mayor tiempo posible la autonomía viviendo en su propia casa contando con la ayuda que vayan necesitando.
  • Siguiendo, escrupulosamente, los tratamientos médicos pautados, en caso de necesidad y realizando exámenes preventivos, según criterios médicos para evitar enfermedades.
  • Con la instauración de políticas, tanto sociales como económicas, que faciliten la autonomía económica y la participación activa de las personas mayores en la sociedad.

[/fancy_list]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *