Nutrición

Perder esos kilos de más después del verano

El verano se acaba y nos quedan los recuerdos, el bronceado y, casi siempre, algún kilito de más….

¿Qué podemos hacer para perderlos?

Creo que lo más importante es que igual que volvemos a levantarnos temprano, volvemos al trabajo, los niños al cole…volvamos inmediatamente a meter en nuestra rutina unos hábitos  saludables como por ejemplo: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Tener como referencia para nuestra alimentación la Dieta Mediterránea (fruta, verdura, pescado, legumbres, cereales…)
  • Hacer 5 comidas
  • Beber 1,5-2 l agua/ día
  • Hacer ejercicio de forma regular y según nuestro entrenamiento y forma física
  • Llevar una vida activa: caminar, subir escaleras….
  • Dormir las horas necesarias y, a ser posible, que sea un sueño reparador
  • Intentar disminuir o, si fuera posible, eliminar el estrés de nuestra vida
  • Potenciar las relaciones sociales
  • Tener una buena gestión emocional….

[/fancy_list]

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Una vez que hayamos recuperado un estilo de vida saludable pasaremos a perder esos 2 o 3 kilos que hemos cogido en las vacaciones comiendo un poquito menos y haciendo un poquito más de ejercicio para hacer que el consumo calórico sea mayor que la ingesta calórica.

[/squeeze_list]

Para “comer un poquito menos” podemos seguir el esquema de una dieta hipocalórica que podría ser la siguiente: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Desayuno: Café con leche y una tostada con aceite y tomate o cereales
  • Media mañana: Fruta e infusión
  • Comida: Pasta, arroz, legumbres con verduras crudas o cocinadas
  • Merienda: Yogur e infusión
  • Cena: Carne, pescado, huevos o quesos frescos con Verduras crudas o cocinadas

[/fancy_list]

Este esquema sigue la Cronobiologia de la Nutrición que dice que en la primera parte del día hay que tomar fundamentalmente carbohidratos (pan, cereales, pasta…) y en la segunda las proteínas (carne, pescado, huevos…)

Respecto a las cantidades, podemos decir que “no hay que comer por comer” y “no hay que pasar hambre” lo que haría, si lo cumplimos, que fácilmente sea hipocalórica (comer menos de lo que consumimos).

Para “hacer un poquito más de ejercicio” podemos: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Subir escaleras
  • Caminar aunque sean pequeñas distancias.
  • Hacer ejercicio físico: gimnasio, deporte, natación…

[/fancy_list]

Es importante, como resumen, que pensemos que en “las entradas” (lo que comemos) como en “las salidas” (lo que hacemos) todo cuenta y pequeñas cantidades (tomar una galletita, un trocito de pan o dar un paseíto) varias veces al día, 365 días al año pueden ser mucho más significativas que “grandes cantidades” de vez en cuando (una comilona o una clase de spinnig de 2 horas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *