Nutrición

Fruta de temporada

Fruta

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La fruta es un alimento importantísimo en nuestra alimentación. No hay ninguna duda que previene y mejora la evolución de muchas enfermedades como la diabetes, obesidad…e incluso algunos tipos de tumores.

[/squeeze_list]

Hoy en día, sobre todo en las grandes ciudades, se puede encontrar cualquier tipo de fruta durante todo el año bien porque se conserva durante meses en cámaras frigoríficas, porque la importamos de países lejanos o porque ha sido cultivada en invernaderos lo que, sin duda, va a alterar sus propiedades nutricionales.

Clasificación de la fruta [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  1. Segú el fruto
  • Frutas de hueso: albaricoque
  • Frutas de pepita: manzana
  • Frutas de grano: Higo
  1. Según el tiempo que pasa desde la recolección a su consumo
  • Fruta fresca: fresas
  • Fruta seca: nueces
  1. Según sus características comunes
  • Fruta cítrica. Rica en vitamina C y ácido cítrico que le confiere su característico sabor ácido: naranja
  • Fruta tropical. Frutas que necesitan para su cultivos una temperatura cálida y alto grado de humedad: piña
  • Fruta del bosque. Fruta que generalmente crece en arbustos silvestres: Mora
  • Fruto seco. Los que en su composición natural, sin ser manipulada, tiene menos de un 50% de agua.

[/fancy_list]

Composición de la fruta

La composición química de cada fruta depende de su grado de maduración [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Agua: Constituye el 80-90% de su composición
  • Glúcidos: Varían de un 5 % (sandía) a un 20% (plátano). Son azucares simples, fructosa, glucosa, sacarosa… de rápida absorción.
  • Fibra. Supone, aproximadamente, el 2% de la fruta. La mayor cantidad está en la piel que es donde también puede haber restos de pesticidas, por lo que no es muy aconsejable su consumo.
  • Vitaminas. Las más frecuentes son la Vitamina C (cítricos, fresas…) y la A (albaricoques, ciruelas…)
  • Sales minerales. El potasio, magnesio, calcio…son los más presentes
  • Proteínas y grasas. Están en muy baja cantidad: del 0.1 al 1.5%

[/fancy_list]

Conservación

Para poder consumir un tipo de fruta durante todo el año se puede recurrir a : [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Conserva
  • Secado
  • Maceración en alcohol
  • Azucarado
  • Hacer mermelada, jalea, confitura…

[/fancy_list]

A continuación podemos ver un calendario con la estacionalidad de cada fruta

frutas frescas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y por último recordar la importancia de acostumbrar a los niños desde pequeñitos a consumir este alimento teniendo en cuenta, que si los adultos la tomamos, ellos también la tomaran.

Nutrición

La fibra alimentaria

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La fibra es la parte de los alimentos vegetales poco procesados (fruta, verdura, legumbres y cereales) que no se digiere en el estomago, no se absorbe a nivel intestinal y solo fermenta total o parcialmente en el intestino grueso , por lo que no puede ser considerado un nutriente al no participar en el metabolismo del organismo.
[/squeeze_list]
Según sus efectos en el organismo, se puede dividir en 2 grupos:
[fancy_header variation=”teal”]Fibra insoluble[/fancy_header]
Fibra insoluble por retener poco agua e hincharse poco. Son la celulosa, lignina, almidón…Son poco fermentables y su función fundamental es la de limpiar las paredes intestinales de residuos adheridos a estas, aumentando el volumen de las heces, disminuyendo su consistencia y el tiempo de tránsito intestinal lo que previene el estreñimiento. Se encuentran en casi todos los cereales, algunas verduras, en el salvado de trigo…

 

[fancy_header variation=”teal”]Fibra soluble[/fancy_header]

Fibras solubles absorben mucha agua, formando una sustancia gelatinosa, y son fácilmente fermentables por lo que producen mucho gas. Disminuyen la absorción de las grasas y el azúcar, ayudando a controlar los niveles de colesterol y glucosa en sangre. Son la inulina, pectina, gomas… Se encuentran en la avena, cebada, legumbres y algunas frutas fundamentalmente.

Sus efectos o más bien podríamos decir beneficios son múltiples:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Mayor sensación de saciedad.
  • Previene el estreñimiento.
  • Previenen el cáncer de colon y recto.
  • Ayudan a controlar la glucosa, los triglicéridos y el colesterol en sangre por lo que es muy aconsejable en diabéticos y personas con colesterol o triglicéridos elevados.
  • Ayudan en la prevención y tratamiento de la obesidad por varias razones: la fibra no tiene calorías al no ser absorbida, da mayor sensación de saciedad al aumentar la masticación y al colaborar al “llenado” gástrico e inhiben parcialmente la absorción de la glucosa y de las grasas lo que va a hacer que se “ahorren” algunas calorías por esto.
[/fancy_list]

La cantidad aconsejada es de 25-30 gr /día para una persona adulta lo que equivale a 2 piezas de fruta, 100gr de verduras, 50 gr de legumbres y 50 gr de pan por ejemplo. Si los alimentos son integrales cómo la pasta, el arroz o el pan, pueden contener hasta el triple de fibra al no ser eliminada parcialmente en los procesos industriales por los que pasa para refinarlos. Algunos ejemplos por 100 gr de alimento son: arroz: 2.4; garbanzos: 16.6; lentejas: 11.2; kiwi: 3.3; pan: 3.5; alubias: 21.3; naranja: 2.3…

Como resumen, podríamos decir que para disfrutar de los beneficios de la fibra, debemos tomar todos los días, fruta, verdura, legumbres y cereales, preferiblemente integrales.