Antiaging, Medicina estética

La edad de tu piel

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • La piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo. Actúa como barrera para proteger y comunicar a nuestro organismo con el entorno que le rodea y por esto, son muchos los factores que van a determinar su “edad”: alimentación, exposición al sol, tabaco, contaminación, horas de sueño, así como los cuidados y tratamientos que  hagamos desde muy jóvenes.

[/squeeze_list]

Me gustaría precisar que cuidarse la piel, no es solo un tema de mujeres. Cada vez, afortunadamente, son más los hombres que se cuidan y se empieza a notar!!

Igualmente querría señalar la importación de llevar una alimentación saludable beber abundantes líquidos así como hacer gimnasia facial (igual que la hacemos en el cuerpo) a cualquier edad.

A los 20 años:

A esta edad, la piel conserva toda su elasticidad y belleza pero, poco a poco, empezaran a aparecer las primeras líneas de expresión y es el momento perfecto para empezar a cuidarnos.

Puede que todavía queden algunas secuelas de acné, problema tan frecuente en los jóvenes y es importante que sepan que el “explotarse” los granos no hace más que empeorar la situación ya que es más fácil que se contaminen otras zonas y que las cicatrices que queden sean mayores.

Cuidados: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Limpieza diaria con limpiadora y tónico
  • Hidratación
  • Protección solar
  • Limpieza de cutis

[/fancy_list]

Entre los 30 y los 40 años

Los primeros signos de envejecimiento empiezan a aparecer. A partir de los 25 años, la renovación celular se enlentece lo que hará, junto con la agresión de los factores externos que nuestra piel presente las primeras arrugas, manchitas provocadas por el sol, embarazos, toma de medicamentos…o un incipiente “código de barras” si fumas

Es conveniente saber, que cuando aparece una arruga podemos, mediante tratamientos médicos atenuarla pero no quitarla, ya que es una rotura del tejido por lo que es muy importante prevenir o más bien, enlentecer, la aparición de las mismas.

Cuidados: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

A los anteriores añadiría

  • una crema antiarrugas preferiblemente por la noche con retinol o ácido glicólico (mejor en invierno)
  • serum de vitamina C, proteoglicanos…
  • Tratamiento médico estético: peeling de ácido ferúlico, glicólico…mesoterapia con ácido hialurónico …

[/fancy_list]

De los 40 a los 50 años

El proceso de envejecimiento se acelera y tanto las arrugas como las manchas son más pronunciadas. Aparecen los primero signos de flaccidez

Cuidados

Podemos añadir a nuestros cuidados diarios: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Crema despigmentate
  • Contorno de ojos
  • El Plasma rico en factores de crecimiento, será un buen tratamiento para estimular la regeneración de nuestro piel

[/fancy_list]

A partir de los 50 años

A esta edad, la piel se hace más fina, suele estar más seca y la grasa de la zona malar (mejillas) empieza a disminuir, lo que facilita la aparición de las arrugas y sobre todo de la flacidez

Cuidados: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Crema nutritiva combinándola con una de retinol o ácido glicólico por la noche.
  • Para la flacidez, podemos usar hilos tensores que van a estimular la producción de colágeno y la van a enlentecer
  • Relleno con ácido hialurónico si los surcos nasogenianos o las comisuras labiales son muy pronunciadas….

[/fancy_list]

Cómo se suele decir: “la arruga es bella” a lo que yo añadiría “pero cuanto más tarde, mejor”.

Antiaging, Medicina estética

Cuándo debemos empezar a cuidar nuestra piel?

En algún momento, todos nos hemos mirado al espejo y hemos descubierto alarmados las primeras arrugas, lo que suele suceder sobre los 25-30 años y el sitio elegido suele ser las líneas de expresión alrededor de los ojos cuando sonreímos.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • En primer lugar, puntualizar que los tratamientos no son anti envejecimiento, si no para enlentecer el envejecimiento y dicho esto, podremos decir que debemos empezar a realizarlos, cuando aparecen los primeros signos del envejecimiento que son piel más opaca, primera líneas de expresión…

[/squeeze_list]

Hay distintos niveles de cuidados: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Lo más básico es una  alimentación saludable (fruta, verdura, pescado, aceite de oliva…es decir lo que es una dieta mediterránea) y una buena hidratación (2 l de agua/día).
  • A continuación están los cuidados higiénicos: una limpieza diaria con leche desmaquillante y tónico para eliminar los restos de maquillaje, polución…
  • El uso regular de cremas, tanto por la mañana como por la noche. Una buena crema hidratante y otra nutritiva serán importantes para tener nuestra piel bien “alimentada”. Cremas con vitamina C, ácido hialurónico, retinol…pueden ser buenas opciones en caso de necesidades  individuales.
  • La protección solar es fundamental, no solo para prevenir el fotoenvejecimiento, si no también muchas lesiones cutáneas, incluso malignas. La deberíamos usar, no solamente, en la playa o la montaña, si no también durante todo el año, sobretodo en ciudades con cierta altitud, cómo la Comunidad de Madrid que está entre 500 y 1200 metros sobre el nivel del mar y tiene unas 3000 horas de sol al año.
  • Un peeling de ácido ferúlico para dar luminosidad a la piel o una mesoterapia con ácido hialurónico para hidratar, pueden ser dos tratamientos básicos y sencillos, de medicina estética, para que los más jóvenes, tanto hombres como mujeres,  empiecen a cuidarse, recordando  que siempre lo mejor es prevenir la formación de las arrugas  porque cuando ya están formadas no se pueden eliminar, solo se pueden atenuar.
  • Y, por último, podríamos recurrir a la cirugía, en caso de importantes imperfecciones que nos preocupen a nivel físico o psíquico como pueden ser en nariz, orejas…

[/fancy_list]

Podemos cuidarnos, alimentarnos bien, hidratarnos…pero lo más importante, es que nos aceptemos como somos, con nuestra virtudes y nuestros defectos, porque de lo contrario, si no lo hacemos, queriendo parecernos a una actriz, o buscando la perfección (que no existe!!!), será una lucha perdida que, solo nos provocará frustración y baja autoestima.