Nutrición

Índice de Masa Corporal y sus limitaciones

Seguro que en multitud de ocasiones han oído hablar del Índice de Masa corporal (IMC) y seguro, también, que si lo han calculado, les ha dicho que deberían pesar una cifra que les habrá parecido  imposible de conseguir, pues bien, vamos a ver que es el IMC y cual son las limitaciones que justifican esos valores que tan poco nos gustan.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • El IMC es una medida aceptada internacionalmente para dar unos rangos en los que definimos si una persona está en  normo peso, sobrepeso,  obesidad o bajo peso. El IMC o Índice de Quetelet, relaciona el peso con la talla de una persona, siendo exactamente la fórmula  para calcularlo sería el peso en kg dividido por la altura, en metros, al cuadrado.

[/squeeze_list]

IMC fórmula

 

Y  la lectura de sus valores la siguiente:

Tabla-IMC

Para entenderlo bien, me gustaría definir: [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

–  Los 3 tipos de constituciones corporales que existen:

  • Leptosómico: Es alto y delgado. Ejem: Don Quijote
  • Pícnico: Bajito y gordito. Ejem: Sancho Panza
  • Atlético: Alto, corpulento, musculoso. Ejem: Ronaldo

–  Composición de nuestro cuerpo:

  • Masa grasa: grasa
  • Masa ósea: huesos
  • Masa muscular: los músculos
  • Masa residual: líquidos….

Después de conocer esto, ya rápidamente podemos  intuir algunas limitaciones del IMC.

El IMC no tiene en cuenta:

  • El sexo. Las mujeres, a igualdad de altura, en general, pesan menos que los hombres porque su masa ósea y muscular son menores
  • Edad: Un padre que mide 1.70 y tiene 60 años y su hijo que , también, mide 1.70 pero tienen 25 años
  • Constitución: si Ronaldo y Don Quijote pesasen lo mismo, pesarían muchos kilos de diferencia porque Ronaldo tiene mucha más masa muscular que Don Quijote.

[/fancy_list]

Por tanto es importante valorar si estamos o no en sobrepeso solo haciendo el IMC. Lo más correcto sería hacer una antropometría, para diferenciar si el exceso de peso es por exceso de grasa y saber la distribución que esta tiene en el cuerpo (importante para calcular el riesgo cardiovascular por ejemplo); por aumento de la masa muscular como es el caso de los culturistas o deportistas profesionales o si nuestra constitución corporal nos hace ser “corpulentos” y por lo tanto pesar más que uno que no lo es.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • Mi fórmula personal para calcular el peso saludable de una persona es la siguiente:

[/squeeze_list]

Quito el 10 % de los centímetros que exceden del metro.  [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Añado 1 kg por cada 5 años que la edad de la persona supere los 25
  • Añado 1 kg por cada embarazo si es mujer
  • Corrijo por experiencia en 2-3 kg por la constitución.

[/fancy_list]

Ejemplo: Mujer de 1.70 de altura, 45 años, leptosómica  y con 2 embarazos

70 – 7(10% de 70)+5(edad)- 3 (constitución) +2(embarazos)= 67 kg