Antiaging, Medicina estética

Peeling químico

El otoño es un momento perfecto para hacer uno de los dos peeling químicos que suelo aconsejar al año como mantenimiento.

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • El peeling químico es un procedimiento que consiste en provocar una regeneración de la piel mediante un pelado que podemos controlar para que sea más o menos intenso. Se hace mediante la aplicación de productos químicos que van a favorecer la eliminación de las capas más superficiales

[/squeeze_list]

Efectos del peeling químico [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Estimular la producción de colágenos, elastina y glicosaminoglicanos que van a atenuar y prevenir la flacidez
  • Enlentecer el envejecimiento al atenuar arrugas
  • Unificar el tono al aclarar lesiones pigmentarias
  • Reducir la sintomatología del ácne, atenuando las cicatrices si estas no son muy importantes

[/fancy_list]

Clasificación [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

Los peeling químicos se pueden clasificar en 4 niveles según la profundidad a la que actuen:

  • Muy superficial
  • Superficial
  • Medio
  • Profundo

[/fancy_list]

¿Qué factores influyen en la profundidad del peeling que realicemos? [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Tipo de piel
  • La sustancia química usada
  • La concentración y las característica químicas de la sustancia usada.
  • Técnica de aplicación: número de capas que se dan, tiempo de exposición…

[/fancy_list]

Tipos de peeling químicos [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Ácido Glicólico: En envejecimiento cutáneo moderado con arrugas medias, flacidez, poros dilatados…cicatrices de acné superficiales y manchas moderadas
  • Ácido Láctico: Lineas de expresión y arrugas superficiales, atenua las estrias, y es mut adecuado en cuello, escote y zona periocular por ser muy bien tolerado
  • Ácido salicílico : dermatis seborreica, queratosis actínica, cicatrices de ácne superficiales..
  • Ácido mandélico: homogeniza el tono de la piel, controla la secrección sebácea…
  • Ácido azelaico: hiperpigmentacion superficial, manchas solares, pieles apagadas…

[/fancy_list]

Tratamiento en consulta [fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Limpiar bien la zona a tratar y desengrasar
  • Protección de las zonas sensibles como el ángulo externo de los ojos, alas de la nariz…
  • Aplicar el peeling: Esta parte dependerá del peeling elegido. Tanto el número de capas como el tiempo de exposición variara según la sustancia química que apliquemos.
  • Aplicación de una crema y protección solar

[/fancy_list]

Cuidados postpeeling 

El pelado de la piel se suele producir a los 3º-4º día de efectuarse el peeling.

Durante estos días se notará la piel seca y algo tirante, sensación que desaparece con la aplicación regular de una buena crema hidratante

Es aconsejable, como durante todo el año, la aplicación de protección solar si se va a estar expuesto al mismo

Nutrición

Alimentación antiarrugas

No hay duda de que la alimentación es un pilar importante para mantener la salud y enlentecer el envejecimiento y, por ello, la debemos considerar a la hora de cuidar nuestra piel.

[fancy_header variation=”teal”]Hidratación de la piel[/fancy_header]

Una buena hidratación es fundamental para tener una piel luminosa y elástica por lo que será importante a la hora de prevenir la aparición de las arrugas. Hay que hidratar “por dentro”, bebiendo agua y “por fuera” dándonos diariamente cremas adecuadas a nuestro tipo de piel.

Podríamos comparar la piel con una hoja. La hoja seca, es “fea” y se rompe fácilmente, mientras que la hoja verde, es “bonita” y flexible. La diferencia entre las dos es solo el agua. Lo mismo pasa con la piel, si está seca, al gesticular estaremos rompiendo fibras de colágeno, elásticas, y estaremos fomando arrugas y, además, el color de la piel será “triste”. En cambio, si la piel está hidratada, será más elástica y no se formarán arrugas y su tono será más bonito.

[fancy_header variation=”teal”]Proteínas, vitaminas y minerales[/fancy_header]

Tomar una cantidad adecuada de proteínas es importante para poder sintetizar el colágeno, las fibras elásticas, que son el soporte estructural de la piel.

Las vitaminas y minerales van a hacer que las células funciones bien y por su gran poder antioxidante van a neutralizar los radicales libres que nos hacen envejecer.

[fancy_header variation=”teal”]Pautas contra el envejecimiento[/fancy_header]

Para conseguirlo, podemos seguir las siguientes pautas:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Tomar 2 litros de agua al día, tanto en las comidas como fuera de ellas.
  • Comer 2 o 3 piezas de fruta al día, eligiendo siempre la de temporada.
  • Tomar 2 raciones de verdura al día, a ser posible una cruda y otra cocinada para asegurarnos el aporte de todas las vitaminas.
  • Consumir 2 o 3 veces a la semana pescado, fundamentalmente azul para tener un buen aporte de ácidos grasos “buenos” y proteínas.

[/fancy_list]

Además de estas pautas deberíamos:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Evitar el tabaco.
  • Evitar o limitar la exposición al sol.
  • Dormir una media de 7 o 8 horas diarias.
  • Seguir unos cuidados dermocosméticos adecuados.
  • Realizar con percon periodicidad (1 sesión cada 3 meses aproximadamente) tratamientos médico estéticos.
    [/fancy_list]

Si seguimos todos estos consejos, conseguiremos que enlentezcamos la aparición de los signos y los síntomas del envejecimiento.