relleno ácido hialurónico
Medicina estética

Relleno con ácido hialurónico

[squeeze_list style=”arrow_list”]

  • El ácido hialurónico, es un polisacárido producido por el cuerpo en grandes cantidades, que regula la hidratación, gracias a su gran capacidad de retener agua.

[/squeeze_list]

El 65% del ácido hialurónico se encuentra en la piel, el 35% en el tejido músculo-esquelético y el 5% restante, en sangre, linfa, etc. El ácido hialurónico disminuye con el envejecimiento, provocando una serie de efectos como una pérdida de hidratación o afinamiento de la piel.

Es idéntico en todos los organismos vivos, por lo que no tiene actividad inmunológica y, por lo tanto, no precisa de pruebas cutáneas previas a la administración.

[fancy_header variation=”teal”]Posibles reacciones[/fancy_header]

Las reacciones de hipersensibilidad son muy escasas. Aunque la posibilidad de alergia a alguno de los componentes es siempre posible, pero con una detallada historia clínica se puede prevenir. En la cara, la posibilidad de que se haga alguna equimosis (hematoma) es baja pero no imposible. Se puede corregir con maquillaje o crema con color.

Según se modifique o no su estructura, obtendremos el ácido hialurónico reticulado, que se usará como relleno, y el simple que administrado por vía mesoterápica, hidratará la piel.

Con el ácido hialurónico reticulado, podremos restituir volúmenes perdidos, atenuar arrugas y surcos, delimitar contornos y crear unas líneas sobre las que crecerá el colágeno dando, además, firmeza a la piel. Al ser reabsorbible, la duración estimada es de 6 meses a 1 año aproximadamente.

[fancy_header variation=”teal”]Tratamiento de relleno[/fancy_header]

El primer paso de la sesión es una valoración de las zonas a tratar que se señalan con un lápiz especial. A continuación se definen, valorando lo que al paciente le preocupa y lo que querría mejorar.

Se inyecta el ácido hialurónico, haciéndolo de distintas formas:

[fancy_list style=”arrow_list” variation=”teal”]

  • Dejando pequeñas cantidades en los surcos o arrugas que queremos rellenar.
  • Depositándolo en líneas que van a servir de “soporte” para que sobre ellas crezca el colágeno y den tensión a la piel.

[/fancy_list]

Para terminar, se aplica una crema de aloe vera o arnica para resolver el leve enrojecimiento producido. Después del tratamiento se pueden usar maquillajes y cremas.

Los resultados son visibles desde el primer momento, pero mejoran con el paso de las semanas ya que el crecimiento del colágeno va haciendo efecto.